Multinacional

Lear se reafirma en cerrar la planta de Cervera

La multinacional estadounidense Lear Coporation se reafirmó hoy en su decisión de cerrar la planta de Cervera (Lleida), aunque se mostró dispuesta a negociar "soluciones socialmente aceptables" para los 1.200 trabajadores afectados, y facilitará la instalación de otras empresas que quieran continuar con la actividad.

La compañía hizo este planteamiento en la primera reunión mantenida con los sindicatos Comisiones Obreras y UGT para negociar el futuro de la factoría.

El portavoz de la empresa, Agustí Farré, explicó que "no existe ningún antecendente de que Lear se haya desdicho de una decisión de estas características", pero indicó que la multinacional retrasará la presentación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) "lo máximo posible", con el objetivo de hallar "una vía de acuerdo con los trabajadores" que lo evite.

La multinacional descartó trasladar a la planta de Cervera un producto que sustituya al cableado para automóviles, actividad que pretende trasladar a Polonia. Farré aseguró que Lear no realizó esta operación en una planta de Francia, sino que "aquella fábrica se cerró y un tiempo después otra empresa, no relacionada directamente con Lear, inició una nueva actividad en la factoría".

Lear también "apoyará" cualquier iniciativa de otras compañías para instalarse en los terrenos que Lear pretende abandonar en los próximos meses, según el portavoz de la empresa, quien añadió que aún no ha recibido ninguna oferta de otra multinacional. El Ayuntamiento de Cervera, por otra parte, sí mantiene negociaciones con varias compañías catalanas interesadas en ubicarse en el municipio leridano.