Exportaciones

La competitividad se deterioró en el tercer trimestre

Junto a la balanza comercial de noviembre, la Secretaría de Estado de Comercio reveló también ayer la evolución del índice de tendencia de la competitividad (ITC) de las exportaciones españolas durante el tercer trimestre del año pasado, que registra un empeoramiento del 0,9% en los mercados de la OCDE respecto al trimestre anterior.

Este deterioro de la competitividad exterior de nuestra economía es consecuencia de la apreciación del euro un 0,4% frente a la mayor parte de las divisas de los países desarrollados y, sobre todo, del aumento del 0,6% en el diferencial de inflación española con respecto a la media de la OCDE.

Estos mismos factores son el origen de la pérdida de siete décimas en la competitividad de la exportación española en los países de la UE; mientras que en la Unión Monetaria la caída de la competitividad es del 0,5%, consecuencia exclusivamente del aumento de precios, pues en este área los tipos de cambio son irrevocablemente fijos.

El secretario general de Comercio, Francisco Utrera, avanzó que los datos provisionales del último trimestre apuntan ya a 'una corrección de los factores que inciden en el deterioro de la competitividad' y mantuvo en el 0,1% la previsión de aportación negativa del sector exterior al crecimiento de la economía española en 2001 .

Al valorar el comportamiento de las ventas exteriores españolas por mercados de destino en el mes de noviembre, Utrera destacó como, aunque la caída de las exportaciones 'fue general, afectó con mayor intensidad a las destinadas a países no comunitarios (-16,1%) que a las dirigidas a la UE (-1,3%)'.

Entre los primeros destacan los fuertes descensos de EE UU y Japón, con un 22,3% y 36,2%, respectivamente; además de en Argentina, que cae un 47,9%, y Brasil, con un 43% menos; mientras que se mantiene la tendencia alcista en México (15,8%).

En los mercados comunitarios las caídas más destacables se producen en Alemania (-4,7%), Francia (-0,3), e Italia (-1,5%), los tres primeros destinos de los productos españoles y que en conjunto aportan el 40,5% de nuestros ingresos por exportaciones. Estos descensos se compensan parcialmente con los aumentos del 5,9% en el Reino Unido, 4,8% en Portugal y 1,9% en el Benelux.

Por grupos de productos, el único avance se produce en las exportaciones de bienes intermedios (4,4%), mientras retroceden un 4,1% las ventas exteriores de bienes de consumo y un 25,7% las de bienes de capital.