Polémica

El gasto en educación sobre PIB se estancó en la última década

El gasto en educación en términos absolutos ha crecido un 21,4% entre 1992 y 2001, mientras que el número de alumnos ha bajado un 11,7% en ese mismo periodo; sin embargo, en términos relativos, es decir, en porcentaje del PIB, hoy el gasto es dos décimas inferior al de 1992, cuando se llegó a destinar el 5,8% del producto interior bruto.

En este tiempo, la caída del gasto público ha sido de tres décimas, desde el 4,8% al 4,5%, mientras que se ha incrementado el gasto de las familias una décima (1,1%).

En la actualidad, el gasto en educación asciende a 36.600 millones de euros, de los que 29.100 millones son desembolsados por las Administraciones públicas y 8.000 millones por las familias.

Según las cifras oficiales que maneja el Ministerio de Educación, en estos momentos cursan estudios un total de 8,3 millones de alumnos, de los que 6,8 millones están adquiriendo formación no universitaria. El 91,3% de los estudiantes recibe su formación en una institución de carácter público; pero el número de alumnos por aula es inferior en la escuela pública que en la concertada en los niveles de infantil (19 frente a 21), primaria (19 frente a 24) y secundaria (24 frente a 27).

En el curso 2001-2002 se han matriculado casi 100.000 alumnos menos que el año pasado, mientras que el número de alumnos extranjeros ha aumentado un 30%, de los que un total de 95.706 son inmigrantes.

La oferta de Formación Profesional se mantiene próxima al medio millón de alumnos, aunque este curso apenas se ha incrementado 7.147 estudiantes.

Por su parte, el número de alumnos matriculados en la Universidad asciende a millón y medio. El 48,3% de estos estudiantes ha optado por una carrera de carácter social o con contenido jurídico; el 17% sigue decantándose por las humanidades, mientras que sólo el 15,5% ha optado por una carretera de carácter técnico; el 12% ha preferido las ciencias experimentales y sólo el 7,1% ha elegido las ciencias de la salud.

Por otra parte, el portavoz parlamentario del PSOE, Jesús caldera, declaró ayer que la alternativa a la Ley de Calidad de la Enseñanza, que presentará el PSOE en 15 días, estará cimentada sobre el incremento del gasto en Educación, en la reforma de la Logse y en la instauración de una sola prueba de acceso a la Universidad.

En declaraciones a Antena 3 recogidas por Efe, Caldera manifestó que España necesita invertir 3.005 millones de euros (500.000 millones de pesetas) para poder equiparar el nivel de gasto en Educación de España con el que posee la mayoría de los países europeos, aumentar la calidad de la enseñanza y reducir las cifras de fracaso escolar.

Dentro de la propuesta socialista, alternativa a la reforma que prepara el Gobierno, se mantiene tan sólo una prueba de acceso a la Universidad y la obtención del título de bachillerato sin tener que someterse a un examen, tal y como plantea el Ejecutivo del PP.

El portavoz parlamentario de los socialistas criticó la actitud que está demostrando sobre este asunto el Gobierno, comportamiento que fue calificado de 'poco dialogante' y emplazó a la ministra de Educación, Pilar del Castillo, a que 'llame al primer partido de la oposición y le presente su propuesta'.