Caso Enron

Kenneth Lay invoca la quinta enmienda para negarse a declarar

El ex director general de la firma energética Enron, Kenneth Lay, se ha negado a dar explicaciones ante el Congreso sobre las causas de la quiebra del grupo, invocando la quinta enmienda de la constitución de Estados Unidos.

La decisión ha provocado la indignación entre los legisladores, quienes decidieron obligarle a concurrir a la audiencia mediante una citación, después de que se hubiera negado la semana pasada a presentarse de forma voluntaria.

"Mis abogados me recomendaron que no testifique invocando la Quinta Enmienda de la Constitución", ha explicado Lay antes de levantarse y retirarse de la sala de audiencias.

La audiencia en el Congreso se inició hoy con una serie de intervenciones de senadores que criticaron la decisión del ejecutivo de no dar explicaciones sobre la bancarrota del grupo, la mayor de la historia de Estados Unidos.

"Señor Lay, lamento que usted haya decidido no hablar ante esta comisión, ante el público estadounidense, para explicar cómo usted y los otros dirigentes de la compañía faltaron a su responsabilidad", comentó el senador republicano de Arizona, John McCain.

Enron está bajo la protección de la ley de quiebras (artículo 11, lo cual equivale a un concordato) desde el 2 de diciembre, tras conocerse manipulaciones contables unas semanas antes. La caída del grupo arruinó a sus accionistas y a muchos de sus empleados, que tenían sus fondos de pensiones en acciones de la compañía.