Adopción del euro

La entrada de la moneda única costó 600 millones de euros a la banca española

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José Luis Leal, cifró hoy en 600 millones de euros el coste total que las entidades financieras españolas han asumido por la entrada en circulación de la moneda única, que "por el momento sólo nos supone pérdidas".

En una intervención en el Foro Financiero organizado por el diario ABC, la consultora Ernst & Young y HP, Leal aseguró que "hemos sido buenos ciudadanos" y "hemos asumido un coste que todavía no nos aporta ningún beneficio", sino que provoca la pérdida de las comisiones de cambio.

Los beneficios, a su juicio, vendrán cuando se alcance la integración de los mercados financieros, para lo que todavía existen grandes obstáculos, por las normativas de cada uno de los miembros de la Unión Europea e "incluso, desde la Comisión Europea", apuntó. Leal se refirió en concreto a la negativa de esta institución a aceptar la tarifa común en transacciones europeas solicitada por las entidades por considerar que era demasiado elevada.

Estimó que esta decisión "va en contra del mercado europeo" y añadió que "me gustaría que este tipo de situaciones no se repitieran y las decisiones nos llevaran a la integración total del sistema financiero".

El presidente de la patronal de banca aseguró que estos problemas hacen posible que las entidades españolas tengan más fácil ganar cuota de mercado en otros continentes que en la propia Unión Europea, por lo que pidió que se avance en la integración para que sea más sencillo instalarse en los países de la Zona Euro y que la Comisión ayude a ello.

En este sentido, el consejero del Banco Central Europeo (BCE) Eugenio Domingo Solans solicitó el esfuerzo y la colaboración de las autoridades nacionales y europeas para acabar con las diferencias legislativas, las "insuficientes" iniciativas del sector privado y las actuaciones nacionalistas.

"Sólo así, se desarrollará plenamente el mercado único bancario y se superarán las barreras nacionalistas", dijo Domingo Solans, quien añadió que "urgen avances". El consejero del BCE pidió que se articule una ley europea de fusiones y adquisiciones bancarias y que se impulse la homogeneización de la fiscalidad y el derecho mercantil, "para que todos los participantes del mercado jueguen con las mismas normas".