Resultados

Cepsa ganó un 22% más en 2001 gracias al negocio petroquímico

Cepsa obtuvo un beneficio neto consolidado de 435 millones de euros (72.378 millones de pesetas) en el pasado ejercicio, lo que supone un incremento del 22% respecto al año 2000, según datos provisionales avanzados ayer por la empresa que preside Carlos Pérez de Bricio. El resultado operativo de la compañía petroquímica, participada por Totalfina Elf y por SCH, ascendió a 626 millones de euros (104.158 millones de pesetas), un 2% más, debido a que el grupo ha optado por un amplio proceso de saneamiento.

La actividad de exploración y producción registró un retroceso del 22% ante la bajada del precio del crudo, aportando el 5% del total del resultado operativo. Por su parte, refino y distribución generaron el 60% del resultado operativo, pese a registrar un descenso del 8%, mientras que la petroquímica tuvo un 'muy positivo comportamiento, fruto del esfuerzo inversor realizado en años anteriores', por lo que sus resultados se situaron un 36% por encima de los de 2000, y aportaron el 35% del resultado operativo del grupo.

La empresa invertirá 2.544 millones de euros (423.286 millones de pesetas) en el periodo 2002-2006, según el nuevo plan estratégico. La mayor parte de las inversiones se destinará al negocio de refino, comercialización y química básica, con un total de 197.001 millones de pesetas (1.184 millones de euros), seguida por la división de exploración y producción, con 105.988 millones de pesetas (637 millones de euros). Por su parte, petroquímica derivada recibirá en este periodo 92.178 millones de pesetas (554 millones de euros) y gas natural (sin el proyecto de Medgaz) 28.119 millones de pesetas (169 millones de euros).

Cepsa prevé con estas inversiones lograr un incremento anual del beneficio neto del 11%, pasando a obtener cerca de 108.151 millones de pesetas (650 millones de euros) por este concepto en el ejercicio de 2006. Además, el plan incluye un crecimiento del resultado operativo del 92% hasta 2006.

Repsol YPF hará provisiones por la crisis argentina

Repsol YPF hará provisiones por el impacto de la crisis argentina en la compañía, según manifestó ayer su presidente, Alfonso Cortina, que no cuantificó el alcance de esa futura medida. La petrolera también podría reducir inversiones. La provisiones se harían contra reservas para afrontar las consecuencias de la devaluación del peso argentino, medida que también tomarán otras empresas presentes en ese país. Asimismo, la petrolera estudia hacer una dotación con cargo a la cuenta de resultados 'para protegerse frente a posibles contingencias' derivadas de la situación económica que atraviesa la nación suramericana. No obstante, Cortina recordó que no todos los activos del grupo español están afectados por la devaluación, ya que los petrolíferos (los más importantes) están nominados en dólares u en otras monedas. Respecto al impacto en resultados, el presidente de Repsol YPF manifestó que la compañía está a la espera de las medidas que elabora el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía, en las que se fijarán los criterios contables que se aplicarán a los activos y negocios en Argentina. La empresa presentará resultados a finales de este mes, pero Cortina ya anunció que se han hecho avances en la reducción de la deuda. Y sobre la decisión del Gobierno de Duhalde de gravar las exportaciones de hidrocarburos, subrayó que ese impuesto podría ser sustituido por una aportación única. En cuanto a la posibilidad de que algún grupo opte por lanzar una opa sobre Repsol YPF por la bajada del precio de sus acciones, Cortina dijo que estamos 'en un mercado libre' y que 'cualquier empresa del mundo se enfrenta a la posibilidad de que alguien le lance una opa'. Y agregó que la petrolera hispano-argentina no está en condiciones de comprar acciones propias por su deuda.