El Gobierno asegurará a Enagas la rentabilidad de sus inversiones

Las inversiones y actividades reguladas de Enagas contarán con una remuneración adecuada, según se establece en los decretos que el Gobierno aprobará antes de la salida de esa empresa gasista a Bolsa. Pero, además, según el presidente de la CNE, Pedro Meroño, la nueva normativa clarificará las tensas relaciones entre las compañías eléctricas y Gas Natural, que bajará su participación en Enagas desde el 100% al 35%.

Enagas, empresa participada al 100% por Gas Natural y que previsiblemente saldrá a Bolsa a principios del próximo año, "tendrá asegurada la rentabilidad de sus inversiones, como ocurre con Red Eléctrica de España (REE)", según señala el presidente del organismo regulador del sector energético, Pedro Meroño. A la aprobación del reglamento de los derechos de acceso de terceros a la red (ATR) y de retribución de las actividades reguladas, sobre el que la CNE envió el informe preceptivo al Gobierno hace 10 días, seguirá otro decreto sobre los costes y las tarifas por actividades.

La remuneración adecuada para todos los proyectos que Enagas desarrolle en la red básica, que deberán contar con la autorización administrativa, evitará además que se dejen de acometer inversiones necesarias por razones económicas.

Estos decretos permitirán, igualmente, realizar una valoración de Enagas de cara a su salida a Bolsa. La colocación posibilitará la entrada de las eléctricas españolas y otros socios institucionales en el tramo mayorista, así como la de inversores minoristas.

Meroño estima, asimismo, que con esta nueva normativa que desarrolla la ley de Hidrocarburos, "se dará un paso importante para reducir los actuales conflictos entre las empresas eléctricas y Gas Natural". Tema que considera casi imprescindible para realizar un desarrollo energético armónico y especialmente ante la creciente interrelación entre los sectores del gas y de la electricidad.

Considera urgente la realización de un estudio de cobertura sobre la demanda de gas por parte de las empresas eléctricas para llevar a cabo medidas como las inversiones en la red de gasoductos.

"La decisión estratégica más importante a tomar", subraya, "es la elección del modelo de transporte de gas". Es decir, si se opta por nuevos gasoductos con el Magreb o por las plantas regasificadoras, cuya construcción está liberalizada, o por un modelo mixto. Y, en esta línea, indica que "si cada uno hace su trabajo no tienen que darse problemas de suministro eléctrico como el de California". Ahora, señala, "no estamos en las mismas circunstancias, pero es preciso evitar acercarnos a ellas".

 

Más claridad en los contratos de acceso a la red

El nuevo decreto contiene igualmente "una regulación muy clara" sobre el acceso de terceros a la red gasista, con los derechos y obligaciones de cada empresa. Por un lado, los contratos deberán ser iguales, con lo que se evitarán posibles tratos diferenciados, mientras que las nuevas solicitudes de ingresos impedirán interpretaciones divergentes.

A juicio de Pedro Meroño, se pondrán así las bases para solucionar la actual crisis. Y es que Enagas, por un lado, ha señalado que no asegurará el suministro a algunos proyectos eléctricos de ciclo combinado si las empresas titulares no suscriben con unos dos años de antelación contratos firmes de alquiler de la capacidad de transporte o/y de regasificación; como consecuencia, Iberdrola y Fenosa denunciaron a la citada empresa gasista ante la CNE.

Asimismo, se fija una mayor flexibilidad en la utilización de las infraestructuras para no coparlas con los contratos a largo plazo.

Por otro lado, los ministros de Energía de la Unión Europea analizan hoy la posibilidad de aprobar medidas que impidan la obstaculización de los intercambios entre las diversas redes eléctricas y de gas de los países miembros. Este tema se estudiará en el debate sobre la propuesta del reglamento de acceso a las redes.