Enagas atenderá sólo un tercio de la demanda de las eléctricas en 2005

El suministro de gas natural para las nuevas centrales de ciclo combinado sólo está asegurado para una potencia que sume 8.000 megavatios en el año 2005, algo más de un tercio de la que diversas empresas han anunciado que quieren construir. Enagas ha puesto de manifiesto que esa será la situación con las actuales infraestructuras y las que están en curso. Por el contrario, garantiza el abastecimiento a la llamada demanda convencional (doméstica, comercial e industrial).

Enagas, del grupo Gas Natural, ha respondido a las eléctricas y señala que con la actual infraestructura sólo podrá atender el suministro de centrales de generación que sumen 4.000 megavatios para el año 2003 y 8.000 megavatios para el año 2005. Sin embargo, la nueva potencia solicitada por empresas nacionales y extranjeras, que utilizará el gas como combustible, supera los 21.000 megavatios.

La polémica entre las eléctricas y Enagas saltó cuando la empresa gasística avisó a algunas empresas, como Iberdrola y Fenosa, que no garantizaba el suministro de todos sus proyectos. Esta situación afecta también a los planes de algunas empresas extranjeras. Para Enagas, uno de los problemas de ese desajuste reside en que algunas eléctricas no realizan con el debido tiempo sus pedidos en firme. Y mientras tanto los contratos de gas, además de negociarse a largo plazo, llevan implícitos cláusulas take o pay que obligan a la empresa comercializadora a pagar el gas a la productora, aunque no lo consuma. Esta obligación es preciso trasladarla al grupo consumidor final, en este caso la eléctrica, para lo que también es necesario que sus contratos estén formalizados.

Además, la construcción de nuevas infraestructuras como gasoductos, que básicamente sólo irían a transportar el gas a las nuevas centrales, precisa de un periodo no inferior a los dos años.

La empresa del grupo que preside Antonio Brufau también matiza que los citados 8.000 megavatios suponen casi cinco veces más que los instalados en la Península en la última década. Y subraya las diferencias existentes entre la nueva potencia solicitada (los citados 21.000 megavatios) y las previsiones de necesidad de oferta que ha realizado Red Eléctrica de España (REE), que la cifra sólo en 7.000 megavatios hasta el año 2005.

Enagas afirma que ha planificado el crecimiento del sistema gasístico tomando como base las previsiones de aumento de la demanda convencional, que ahora representa casi la totalidad del consumo de gas natural. Y puntualiza que, además, esos mercados, que están repartidos por toda la Península, crecen de forma gradual, sostenida y previsible. No aportan, por tanto, problemas para asegurar sus infraestructuras y contratos con las empresas productoras. Enagas ha invertido 300.000 millones en cinco años.

Sin embargo, se enfrenta ahora a su próxima salida a Bolsa, que la obliga a analizar de forma diferente sus inversiones, el riesgo y rentabilidad de las mismas. Las eléctricas son, por otro lado, candidatas a entrar en su capital en el segundo semestre de este año.