El presidente de EEUU, Donald Trump, en Colombia.
El presidente de EEUU, Donald Trump, en Colombia. AFP

Ibex 35 en directo: Trump y Brasil frenan el avance de las Bolsas: ¿qué ha pasado?

El Ibex avanza un 1,4% y recupera los 10.800 puntos

El oro sube y toca nuevos máximos

Tras la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales francesas, el riesgo político que aterraba a los mercados en Europa se ha traslado esta semana al otro lado del Atlántico. Las tormentas políticas desatadas en Washington y en Brasilia han sido la excusa a la que se aferraron los inversores para la corrección. Superados los primeros sobresaltos, este viernes el mercado recuperó parte del terreno perdido en las dos últimas sesiones y el Ibex 35 se ha anotado un 1,4%. Con este ascenso el selectivo español retoma los 10.800 puntos, gracias al impulso de la banca y otros grandes valores como Telefónica. La recuperación vivida hoy no es suficiente para borrar las pérdidas semanales. La Bolsa española se deja un 0,57% en las últimas cinco jornadas.

Los ascensos del Ibex 35 han tenido un claro protagonista, a pesar de que todas las cotizadas a excepción de Dia, han cerrado en positivo. Popular es el valor que más sube, un 9,94%, aunque no consigue remontar en la semana, donde se ha dejado algo más de un 4%. La entidad que preside Emilio Saracho ha acaparado la atención de los inversores esta semana, ya que estudia diversas ofertas, mientras continúa con la política de ventas y desinversiones. El 10 de junio es la fecha límite para que se decida qué oferta es más atractiva para hacerse con el banco. Entre los candidatos están las principales entidades españolas, como Santander y Bankia.

IBEX 35 10.937,70 0,28%
BOVESPA 63.226,79 -0,05%

Además, Abertis ha llegado este viernes a un acuerdo con Eutelsat para adquirir el 33,69% de Hispasat que no controla, por 302 millones. De fondo, la opa de Atlantia sobre la empresa española de infraestructuras. A pesar de la operación, las acciones del gestor de autopistas apenas han subido un 0,18%. La operadora de telecomunicaciones Cellnex, del que la empresa concesionaria controla todavía un 34%, es una de las cotizadas que más sube en la semana, un 3%.

La Bolsa española ha mirado a Brasil esta semana con recelo, dado el enorme peso de este mercado en las grandes compañías nacionales. El presidente brasileño Michel Temer anunció este jueves en un mensaje a la nación desde el Palacio Presidencial de Planalto que no tenía intención de dimitir, a pesar de las graves acusaciones de corrupción. El diario O Globo publicó el miércoles por la tarde que la policía federal había obtenido unas grabaciones en las que Temer aprueba la compra del silencio del expresidente de la Cámara de Representantes Eduardo Cunha. 

Además, el Tribunal Supremo aprobó el jueves la apertura de una investigación en su contra en el marco de la operación Lava Jato. El escándalo ha sido de tal calibre que algunos ministros del Gobierno presentaron su dimisión, en un intento de forzar también la marcha del presidente y muchos diputados comienzan a pedir un impeachment, como el que acabó con Dilma Rousseff. "Si Temer no puede permanecer en el cargo, estamos de vuelta en la primera casilla en términos de la agenda de reformas", señala Michael Boye, experto en renta fija de Saxo Bank, que recuerda que el Parlamento brasileño está pendiente de aprobar la reforma del sistema público de pensiones. 

Empresas como Mapfre, Santander y Prosegur, con fuerte presencia en Brasil, fueron el jueves las más castigadas por las Bolsas. El Bovespa (Bolsa de Valores de São Paulo) se desplomó el jueves y tuvo que ser suspendido durante media hora tras caer un 10%. Tras reabrirse a las 10:50 horas, cerró con una caída del 8,8% y la pérdida de casi 6.000 puntos. Esta caída fue la mayor desde la devaluación de la moneda en 1999 y se llevó de un plumazo todo el avance logrado en los últimos meses. Sin embargo, el viernes la Bolsa de São Paulo cerró con un incremento del 1,69%.

"La nueva inestabilidad política tiene el potencial de descarrilar la recuperación posterior", afirma el equipo de análisis de Citi. "Si el actual marco político se deteriora durante un largo período de tiempo, se verán afectados los ingresos de empresas españolas como Santander, Mapfre, Telefónica o Prosegur, tanto por un debilitamiento económico, como por la depreciación del real brasileño", asegura Marisa Cabrita, analista de Orey Financial.

El otro punto que ha marcado la semana ha sido Estados Unidos. A pesar de que los mercados habían reaccionado con entusiasmo a que Donald Trump hubiese llegado a la Casa Blanca con una reforma fiscal y otra financiera debajo del brazo, su paciencia ha empezado a acabarse. La presunta obstrucción de miembros de su gabinete en la investigación del FBI sobre las relaciones de Michael Flynn, su exconsejero de Seguridad, con el espionaje ruso han agitado la vida política del Capitolio y enfrentado al presidente tanto con los parlamentarios demócratas como con los de su propio partido. Los mercados temen que este pueda ser el "cisne negro" que frene a la economía estadounidense -señalan desde Link Securities- y dan por sentado que sus reformas no saldrán adelante. Así, las bolsas cayeron el miércoles con fuerza, algo a lo que no fue ajeno el Ibex, que vivió su peor sesión en seis meses. 

Una economía titubeante y el retroceso de la inflación en EE UU en los últimos meses hacen temer que la Fed postergue más allá de junio la decisión por subir los tipos de interés. Una posibilidad que había animado a los inversores a apostar por la banca y que ha hecho que repunten esta semana los activos refugio. El oro ha repuntado esta semana un 1,97% y al intercambiarse por 1.250 dólares la onza se aproxima a la zona de máximos anuales registrada en abril. Por otro lado, la rentabilidad del bono español a 10 años ha abandonado el 1,6% y al cierre del viernes se encuentra en el 1,55%. En cuanto al bund aleman ha descendido desde el 0,3% al 0,25%.

Las tribulaciones de la política de Trump han tenido efecto también en el mercado de dividas. Si bien la divisa estadounidense estuvo especialmente favorecida por la llegada del magnate a la Casa Blanca e incluso llegó a rozar la paridad con el euro, ha sufrido del mismo modo el desencanto con la capacidad ejecutiva del presidente. Afecada también por sus consideraciones de que se encuentra excesivamente sobrevalorada, el dólar se sitúa en su nivel más bajo desde noviembre. Ha sufrido una caída del 2,41%, lo que ha hecho que el euro traspase la barrera de los 1,10 billetes verdes.

La otra cita del mercado de materias primas ha llegado desde el petróleo. Rusia y Arabia Saudí acordaron el lunes extender los recortes de 1,6 millones de barriles de crudo al día durante nueve meses más. Una decisión esperada por el mercado del petróleo y que ha llevado al Brent a subir un 5,49% en la semana. El barril de referencia en Europa se asienta en los 53 dólares y apunta a los 55, la cuota deseada por los analistas para adecuar la demanda a la oferta existente.

Normas
Entra en EL PAÍS