repsol
Josu Jon Imaz y Antonio Brufau, consejero delegado y presidente de Repsol.

Brufau avanza subidas del barril de Brent, hasta situarse en 65 dólares el barril en 2018

Repsol destina 1.000 millones a un fondo contra el cambio climático y pide que se sustituya el carbón por el gas

Presentará un nuevo plan estratégico en el primer semestre del año que viene

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, aseguró el viernes en la junta general de la compañía que los precios del crudo seguirán al alza en 2017, hasta una media de 57 dólares el barril. Ya para 20018, prevé nuevas subidas, hasta 65 dólares , evolución que “dependerá de los compromisos alcanzados” entre los países productores. También apuntó a una tendencia alcista del gas natural este año (una media de 3,5 dólares por millón de btu). En Estados Unidos, “ha habido por primera vez una sustitución del gas por el carbón”, subrayó.

 Tras recordar la estabilidad del tipo de cambio en los dos últimos años, el presidente de Repsol indicó que esta estabilidad seguirá, a pesar de las medidas liberalizadoras anunciadas por el presidente de EE UU, Donald Trump. Lo cual demuestra, en su opinión, que “no es tan fácil aplicarlas”.

Brufau dedicó una parte importante de su discurso a la transición energética. Tras insistir en que el CO2 no tiene efectos sobre la salud humana, como otros gases contaminantes y partículas, anunció que Repsol destinará en los próximos años un fondo de mil millones, junto con otras 11 compañías, a la lucha contra el cambio climático (digitalización, captura de CO2 o su uso en los procesos productivos, etc).

En los últimos años, la empresa ha destinado 500 millones para eliminar43 millones de toneladas de CO2 en una década, equivalente a 5,5 vehículos eléctricos. Las consecuencias de esa reducción, es el ahorro en subvenciones del Estado de 65.000 millones para ese volumen de vehículos. Brufau se mostró partidario de sustituir el carbón (un 35% de la generación procede del carbón) por gas natural (el 65% de las reservas de Repsol son de gas) y de que se incentive el remplazo de vehículos viejos (diésel) por nuevos

Por su parte, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, destacó la resiliencia de la compañía en una coyuntura de precios bajos, gracias a los planes de eficiencia (un ahorro de 2.100 millones) y la gestión adecuada de activos,lo que ha permitido a Repsol una caja positiva con precios de en torno a los 40 dólares barril.

Repsol invirtió el año pasado 2.200 millones de euros y realizó desinversiones por 5.100 millones. La petrolera ha recuperado la producción en Libia, con 26.000 barriles día, que llegarán a 30.000 barriles a finales de este año.

Tras enumerar que de los19 sondeos de 2016, tres fueron positivos y cinco están en evaluación, Imaz sacó pecho al aludir al último gran descubrimiento de Repsol en Alaska, el mayor en territorio estadounidense en los últimos 30 años.

El proyecto supone 1.200 millones de barriles recuperables de crudo ligero, equivalente a cuatro años de consumo en España.

Revisión estratégica

El consejero delegado Repsol, Josu Jon Imaz, avanzó que en el primer trimestre de 2018, Repsol presentará una revisión del plan estratégico publicado en octubre de 205. La petrolera hará una “clara apuesta por la tecnología”, la que “ha permitido” el citado descubrimiento. Una digitalización dirigida al éxito en las exploraciones y los márgenes por barril producido y procesado, según Imaz.

 El objetivo es mejorar las inversiones por capital (caja positiva con precios del barril de 40 dólares), una capacidad de producción de 700.000 barriles al día y de refino de un millón de barriles. La junta aprobó una retribución equivalente a 0,45 euros por acción, a través de su programa de dividendo flexible, en sustitución del complementario de 2016, Esta se suma. Esta se suma a los 0,35 euros a cuenta.

 

 

Normas
Entra en EL PAÍS