Donald Trump
Donald Trump, en el Jardín Sur de la Casa Blanca, el miércoles.

Wall Street despierta a la realidad de Trump

A pesar de la caída del miércoles, las Bolsas siguen estando demasiado altas

El mercado cotiza a un múltiplo difícil de justificar sin incluir un recorte de impuestos

Wall Street está despertando por fin a la realidad de Washington. El S&P cayó un 1,8% el miércoles, el revés más notable al llamado repunte Trump producido desde las elecciones de noviembre. Sin embargo, los accionistas siguen siendo demasiado optimistas.

La promesa de suavizar la regulación, recortar impuestos a las empresas e invertir en las carreteras y puentes de EE UU bajo la presidencia de Donald Trump y un Congreso republicano lleva entusiasmando a los inversores los últimos seis meses.

Aferrarse a esa perspectiva ha requerido pasar por alto una plétora de señales, sobre todo la disfunción diaria en la capital y la posibilidad de decisiones perjudiciales en asuntos como el comercio, además de la reforma del sistema sanitario y las sospechas de vínculos entre la campaña electoral de Trump y Rusia.

Los inversores de otros lugares han expresado una gran preocupación por las posibilidades de que el presidente y el Congreso promulguen una legislación que impulse tanto la economía como los beneficios corporativos. El dólar está peor que antes de las elecciones. El bono a 10 años, después de subir de menos del 2% al 2,6%, ha bajado al 2,2%

El mayor descenso del mercado desde septiembre implica que los inversores de renta variable también están siendo sacudidos. Ha hecho falta que se informara de que Trump pidió al entonces director del FBI, James Comey, que pusiera fin a una investigación, así como que se empiece a hablar de impeachment (destitución).

Hay, por supuesto, otros factores detrás de la subida del mercado. Los componentes del S&P han obtenido en el primer trimestre un crecimiento de los beneficios promedio en torno al 15%. Los tipos están bajos y el marco laboral es sólido.

Sin embargo, incluso después de la oscilación del miércoles, las acciones de los bancos han aumentado más de un quinto, y el mercado sigue un 13% por encima del nivel pre-elecciones. Eso se traduce en una valoración de unas 25 veces las ganancias, difícil de justificar sin incluir al menos un recorte de impuestos. Debería significar que Washington tiene reservado un descuento mayor.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de Cinco Días.

Normas
Entra en EL PAÍS