Victoire de Trogoff (Fidelity), Álvaro Guzmán de Lázaro (azValor) y Nicolas Walewski (Alken AM), en unas conferencias en Madrid.
Victoire de Trogoff (Fidelity), Álvaro Guzmán de Lázaro (azValor) y Nicolas Walewski (Alken AM), en unas conferencias en Madrid.

¿En qué invierten los tres mejores gestores de Europa?

Tienen a Google, Pandora, Leonardo y mineras en cartera

Morningstar reúne a tres cazadores de acciones

Los cazadores de acciones tienen un aura especial. Su forma de invertir se desmarca por completo de los índices clásicos. Prefieren moverse al margen de la manada, identificar las mejores oportunidades y lanzarse a por ellas, tomando posiciones grandes dentro de sus respectivos fondos de inversión. Los buenos stock-pickers acaban logrando siempre mejores resultados que el conjunto del mercado

Morningstar, la firma de análisis de fondos de inversión, ha elaborado una lista con los mejores cazadores de acciones de Europa y ha logrado reunir a tres de los más importantes en unas conferencias en Madrid: Victoire de Trogoff, Álvaro de Guzmán y Nicolas Walewski.

Este último es el fundador de la firma británica Alken y gestor del fondo Alken European Opportunities: 14% de rentabilidad media anual en los últimos cinco años, y un patrimonio de 2.500 millones de euros.

Victoire de Trogoff administra desde hace 10 años el fondo Fidelity Europe (1.180 millones de euros) y es considerada como una de las mejores gestoras del Viejo Continente.

Gestión activa frente a pasiva

  • Tendencia. En Estados Unidos ya hay más dinero en fondos de gestión pasiva (que se limitan a replicar índices a bajo coste) que en fondos de gestión activa. En Europa, el negocio de los fondos indiciados crece sin parar.
  • Gestores. Álvaro de Guzmán (azValor), reconoce que en un plazo de cuatro años el 90% gestores no logra de forma consistente batir a su índice de referencia. “Hay que ser humildes y reconocer que es muy difícil. Pero nuestra aspiración es estar siempre en ese 10 que bate a los índices”.
  • Momento. Las política monetarias han hecho que fluja mucho dinero hacia la Bolsa. “Esto dificulta la labor de los gestores activos. Cuando todas las empresas se revalorizan es más difícil encontrar valor. Pero debemos ser pacientes y cautos, porque al final se acaba viendo quién había elegido bien”, apunta Walewski.

Mientras, Álvaro de Guzmán dejó Bestinver para fundar con otros dos socios azValor, convirtiendo a la firma en la revelación en España en 2017, por captaciones y rentabilidad.

Cada uno tiene su estilo, su inverso de inversión, sus manías, pero todos ellos tienen en común la pasión por la gestión, un cierto oportunismo a la hora de buscar inversiones y la rentabilidad cosechada.

Álvaro de Guzmán combina en sus últimas apuestas a la omnipresente Google con compañías mineras. “Es verdad que Alphabet [la matriz de Google, Youtube...] cotiza a unos múltiplos altos y que parte del mercado no termina de creerse las previsiones de ingresos. Pero nosotros creemos que la tasa de evolución de publicidad internet se mantendrá e incluso se acelerará al ganar tamaño en países en desarrollo. Además, la acumulación de caja que tiene hace que tenga un balance muy sólido”.

Respecto a la minería, Guzman ha comentado que después de haber entrado en el sector cuando estaba defenestrado, y haber salido consiguiendo colosales plusvalías “volvemos a encontrar valor en ciertas compañías. La segunda mayor posición de azValor Internacional, después de Alphabet, es la minera peruana Buenaventura Mining.
 

Valor en Pandora

Entrar en sectores y compañías de las que todos huyen es una de las máximas de los cazadores de acciones. Es el caso de la minería en azValor, y de la compañía de joyas danesa Pandora en el caso de Victoire de Trogoff (Fidelity). La firma, con 8.000 puntos de venta en todo el mundo, se ha dejado un 30% en Bolsa en lo que va de años. Algunos analistas que seguían este valor desde hace una década hicieron saltar las alarmas con los resultados del primer trimestre porque las tasas de crecimiento de ventas no eran sostenibles.

Sin embargo, a Trogoff no le ha temblado el pulso para tomar posiciones en el fabricante de joyas. “Es verdad que ha tenido problemas, pero estos no justifica el precio al que está la acción. El entorno macro le puede beneficiar”, ha apuntado.

Otra de las apuestas de la gestora estrella de Fidelity Europe es Leonard, la segunda mayor compañía industrial de Italia. “Es una historia de reestructuración que nos ha parecido muy interesante”. La gestora también confía en el proceso de reconversión que está viviendo Credit Suisse.

Walewski es más cauto con el sector financiero. “Es posible que en los próximos trimestre veamos algo de consolidación, y hay que reconocer que el ciclo de crédito es positivo. Pero no nos gustan los bancos tradicionales”.

Entre las primeras posiciones de su fondo se encuentran fabricantes de coches (Peugeot y Renault), proveedores de piezas de coches (Valeo). Y también el fabricante de joyas Pandora.

Normas
Entra en EL PAÍS