¿Debe penalizarse el uso del automóvil en lugar de la compra?
Thinkstock

¿Debe penalizarse el uso del automóvil en lugar de la compra?

Ganvam reclama la eliminación del impuesto de matriculación.

El renting está de acuerdo, siempre que no se suba el de circulación.

Las patronales del sector de la automoción Anfac, Aniacam, Faconauto y Ganvam han propuesto una reforma fiscal que no penalice la compra de coches sino el uso. En este sentido, piden la eliminación del impuesto de matriculación, que entre los grandes mercados europeos (Reino Unido, Alemania, Francia e Italia) solo existe en España.

De esta propuesta se ha desmarcado ligeramente la Asociación Española de Renting (AER). Si bien está de acuerdo en que el impuesto de matriculación es obsoleto y está condenado a desaparecer, argumenta que el uso de los vehículos ya está suficientemente gravado, pues el impuesto sobre carburantes supone una fiscalidad total del orden del 120%.

A continuación, representantes de ambas posiciones defienden sus ideas.

Juan Antonio Sánchez Torres
Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de Ganvam. Cinco Días

Juan Antonio Sánchez, presidente de Ganvam:

“Los coches que contaminan más deben pagar más”

El presidente de la asociación nacional de vendedores de vehículos Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, aclara que si bien la eliminación del impuesto de matriculación es la medida más llamativa, en realidad lo que proponen es una reforma integral que rebaje la carga fiscal del automóvil, del que se recaudan casi 26.000 millones de euros. “De ese total –precisa–, el de matriculación recaudó el año pasado unos 300 millones porque ya solo lo liquidan el 25% de los coches”.

¿Por qué solo el 25%?

Porque el 75% de los coches nuevos emite menos de 120 gramos de CO2 y, por lo tanto, está exento. Las marcas fabrican vehículos cada vez más eficientes. Es la tendencia natural de la evolución tecnológica

¿Por qué eliminarlo?

Porque es un impuesto anacrónico que viene de 1992. Ninguno de los mercados grandes de la UE cuenta con él, solo España. La fiscalidad en la adquisición frena la demanda, pero quizás lo más grave es que rompe la unidad de mercado.

¿A qué se refiere?

A que se ha transferido a las comunidades la posibilidad de modificar el tipo impositivo dentro de una horquilla y, haciendo uso de esa potestad, siete de ellas lo han elevado: Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Cataluña, Extremadura y Murcia.

¿Cuál es la horquilla?

Es de un 15%. El tipo oficial depende de las emisiones del vehículo. Hasta 120 gramos está exento. De 120 a 160 paga el 4,75%; de 160 a 200, el 9,75%, y a partir de 200, el 14,75%. Sobre eso, las comunidades pueden subir o bajar un 15%. Ninguna lo ha bajado y siete lo han subido. En el caso de Andalucía, hasta el 16,90%. Puede que en euros no sea mucho, pero el que fiscalmente un vehículo cueste más en Andalucía que en Madrid es sorprendente.

Si se elimina, ¿cómo se compensaría a las comunidades autónomas?

Es una cuestión que debe acordar el Estado con ellas. Lo que proponemos es que se trasvase la carga de la adquisición al uso. Los municipios recaudan casi 3.000 millones por el impuesto de circulación que también es anacrónico porque se basa en la potencia y cilindrada. La UE recomienda introducir criterios medioambientales: que paguen más los coches que contaminan más y que paguen menos o nada, los eléctricos y Euro 6. Eso incentivaría la renovación del parque.

La AER sostiene que lo que se tributa por carburantes ya es alto como para, además, penalizar el uso.

Estamos de acuerdo en que debe reducirse la presión fiscal del automóvil. Las empresas de renting suelen tener una flota mucho más eficiente que la media. Si se introducen criterios ambientales, pagarán menos.

Agustín García
Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting. Cinco Días

Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting:

“No se debe eliminar un impuesto para subir otro”

La Asociación Española de Renting (AER) teme que trasvasar el peso de la recaudación fiscal de la compra al uso implique subir el impuesto municipal de circulación. Para explicarlo, su presidente, Agustín García, pone como ejemplo lo que tributa un vehículo del segmento medio, con un precio de fábrica de 20.000 euros, que recorre 30.000 km al año y que se amortiza en 12 (la antigüedad media del parque español).

¿Cuánto paga en impuestos un vehículo así?

Ese coche cuesta 540 euros mensuales, de los cuales 162 son tributos. Eso significa que el coste que tendría el vehículo sin impuestos sería de 378 euros. Esos 162 euros sobre los 378 suponen una carga fiscal del 42,86%. Este cálculo está hecho sobre un vehículo gravado con un 4,75% de impuesto de matriculación. Si no soportara este gravamen, el coste mensual quedaría en 533,40 euros, de los cuales 155,40 serían tributos. En este planteamiento, la carga fiscal se reduciría al 41,11%. De modo que, tanto con impuesto de matriculación como sin él, la carga fiscal es alta, superior al 40%. Bajo las hipótesis anteriores, en el caso de que estuviera gravado con el impuesto de matriculación, el 22,58% de los tributos serían atribuidos a la compra y el 77,42%, al uso. De no tener ese impuesto, el 19,29% correspondería a la compra y el 80,71%, al uso.

España es el único mercado grande de la UE donde se grava a la compra con un impuesto de matriculación. ¿Están de acuerdo con su eliminación?

Abogamos por que la carga fiscal del automóvil se reduzca y, por tanto, se elimine, pero el impuesto de matriculación desaparecerá por sí solo en tres años, debido a que cada año aumentan los coches que emiten menos. En 2016, el porcentaje de turismos y todoterrenos que se gravaron con ese tributo fue del 23% frente al 42% de 2013. En el caso del renting, este porcentaje fue del 17% frente al 33% de hace tres años.

¿Qué piden hacer con el impuesto de circulación?

Hay que estudiar a fondo cuál es la misión que debe cumplir. Si se decide que hay que abogar por el pago por uso, el impuesto que mejor cumple esta función es el aplicado a los combustibles, cuya carga fiscal ronda el 120%. De cualquier forma, si se aborda una reforma fiscal, esta no debe aprovechar la eliminación del impuesto de matriculación para subir el de circulación.

¿Cómo incentivar la renovación del parque?

España es uno de los países donde los coches se mantienen más tiempo en las mismas manos. Por ello, sería un acierto incentivar las compras de aquellos que cambien de vehículo cada cinco años. Esto no excluye la conveniencia de mantener los planes PIVE para los coches más antiguos.

Normas
Entra en EL PAÍS