El 81% de las pymes vendieron igual o más en 2016

El 81% de las pymes vendieron igual o más en 2016

La mayoría de las pymes en España mantuvieron o superaron la facturación de 2015.

Las ventas de las empresas españolas crecieron un promedio del 3,7% durante 2016. Según el VIII Diagnóstico Financiero de la Empresa Española elaborado por Cepyme y EADA Business School, el 81% de las empresas de nuestro país mantuvieron o, incluso, aumentaron sus niveles de facturación en el ejercicio anterior. Con este, ya son tres los años consecutivos en los que se registran cifras que ponen de manifiesto el crecimiento de los negocios de las compañías españolas. Sin embargo, tal y como se recoge en el informe, aún no se han obtenido niveles de actividad como los que se tenían antes de la crisis.

Mejores resultados que en 2015

El pasado 2016 ha sido un año importante para nuestra pymes. La mayor parte de ellas ya obtuvieron buenos resultados en 2015 y les permitió tomar decisiones con el objetivo de crecer económicamente. De esta manera, las pymes en 2016 han aumentado las contrataciones de personal, se han expandido a nuevos mercados y han aumentado su presencia en internet, tal y como se expone en el análisis de Cepyme y EADA. Una de las principales conclusiones de este documento es que las empresas se han recuperado considerablemente en lo que a indicadores económicos se refiere. Es decir, la rentabilidad empresarial, por ejemplo, aumentó hasta el 7%, un dato que no se daba desde el año 2007, justo antes de la crisis. Además, el 77% de las empresas (es decir, más de 3 de cada 4) han cerrado el año con beneficios. Otro resultado que no se daba desde el 2009.

Las pymes en España también han mejorado sus niveles de acceso a financiación, con un aumento de la confianza en los bancos, por lo tanto, mayores opciones para obtener créditos. En contraprestación, las comisiones bancarias y los intereses han aumentado. Por cuarto año consecutivo, puede hablarse de una reducción de la morosidad. En concreto, se sitúa ene l 3% de las ventas y el plazo medio de pago es de 65 días. Aunque está por encima de lo que marca la ley, es el mejor dato obtenido en los últimos años.

Los datos de este informe son esperanzadores y muestran una importante y constante recuperación de las empresas españolas, pero aún queda recorrido para llegar a los datos pre-crisis.

 

Normas
Entra en EL PAÍS