WhatsApp
Cómo utilizar WhatsApp para guardar archivos y tomar notas en la nube

Cómo utilizar WhatsApp para guardar archivos y tomar notas en la nube

Una forma de usar WhatsApp como almacenamiento en la nube

Muchas veces las aplicaciones móviles ofrecen tantas opciones similares que en un momento dado las líneas que separan a unas u otras se diluyen si las sabemos utilizar convenientemente. Es el caso de WhatsApp, una aplicación de mensajería que gracias a sus diferentes funciones es capaz de ofrecernos características que encontramos en otras aplicaciones, como los gestores de archivos en la nube. Porque existe una forma muy sencilla de utilizar WhatsApp como uno de estos servicios en la nube, almacenando archivos y tomando notas que podemos consultar desde cualquier lugar y que tienen su copia de seguridad precisamente como en esos servicios.

Mensajería y almacenamiento en la nube todo en uno

Aunque WhatsApp no está pensado ni mucho menos para este uso, es verdad que nos ofrece las herramientas necesarias para poder hacerlo de forma sencilla. Para ello lo primero que debemos hacer es crear un nuevo grupo de WhatsApp, para lo cual necesitamos al menos un integrante de este, además de nosotros. Para ello sólo tenemos que pulsar sobre los tres puntos en la parte derecha superior de la pantalla principal de WhatsApp y pulsar sobre crear un nuevo grupo.

WhatsApp

Al hacerlo debemos elegir alguno de los contactos de nuestra agenda, porque de lo contrario no podremos crear el grupo. Una vez creado borramos a este integrante del grupo para que sólo seamos nosotros los que podamos acceder a él. Y os preguntaréis por qué montamos todo este lío en un chat en el que nos encontramos nosotros solos, pues precisamente esa es la clave.

Porque al estar nosotros solos en el grupo podemos enviar a este las imágenes o archivos que queramos o tomar notas escribiendo simplemente el texto que nos brote. Esto quiere decir que si queremos almacenar en la nube una determinada imagen, no tenemos más que enviarla a este nuevo grupo, de esta forma esa imagen y las sucesivas siempre estarán accesibles desde este grupo que hemos creado, como si fuera un servicio de almacenamiento en la nube.

Lo mismo ocurre al tomar notas, porque todo lo que escribamos en ese chat de grupo sólo será visible por nosotros, con lo que también podremos acceder cuando queramos a esos textos desde WhatsApp. Como decimos aunque la interfaz no está pensada para un servicio de almacenamiento en la nube hay que reconocer que el objetivo se cumple completamente, el poder usar WhatsApp como un servicio de almacenamiento en la nube. De esta forma matamos dos pájaros de un tiro, chateamos y además podemos guardar archivos en la aplicación.

Normas
Entra en EL PAÍS