Gestión
La oleada de inversión en valores tecnológicos pasa de largo por España

La oleada de inversión en valores tecnológicos pasa de largo por España

Solo Dominion, Indra y Amadeus representan al sector

Los gestores optan en Europa por firmas galas y alemanas

Los valores tecnológicos se han convertido en la nueva veta de rentabilidad en la que excavan los inversores. La transformación de la economía hacia lo digital está modificando el mapa empresarial y sacando al mercado a compañías con negocios hasta hace solo poco tiempo impensables. La tecnología ha desatado de hecho una suerte de fiebre del oro entre los inversores, que tiene su mejor exponente en los renovados máximos históricos del Nasdaq. Los fondos soberanos, grandes motores de la inversión a nivel global, han puesto sus ojos en el sector y las compañías tecnológicas concentran casi un tercio de las operaciones que realizaron en 2015, frente al nulo porcentaje que suponía el sector en 2012.

Pero esta fiebre tecnológica pasa de puntillas por España. El sector apenas está representado por un puñado de compañías –Indra, Amadeus, y más recientemente y fuera del Ibex, Global Dominion– y los gestores apuntan ala existencia de una laguna en tecnología que desplaza la inversión hacia otros mercados, mientras sigue pendiente el proceso de diversificación del índice selectivo español, claramente dominado por la banca.

“La escasez de empresas tecnológicas en España hace que tengamos que mirar a Alemania, Francia y Estados Unidos para poder invertir en ellas”, reconoce Lola Jaquotot, gestora de renta variable del fondo Gesconsult Crecimiento Europa. Este fondo tiene alrededor del 8% de su patrimonio invertido en tecnología, en línea con el peso de este sector en el Eurostoxx, del 7%, un porcentaje que queda lejos del 4,2% que pesan sobre el Ibex Indra y Amadeus. Aun así, Global Dominion, aun sin estar en el selectivo, es “una joya tecnológica” para Jaquotot, que también tiene en su cartera Ingénico, Infineon, SAP y CapGemini.

“En nuestra opinión, la inversión value no puede darle la espalda a la tecnología, es un sector que nos interesa. lamentablemente, en España apenas hay compañías de este ámbito cotizadas en España”, señalan desde Metagestión. Lo más cercano al sector tecnológico que esta gestora tiene en cartera es Altia, una consultora de tecnología de la información que cotiza en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). “En el pasado hemos sido accionistas de Amadeus, que nos parece una compañía magnífica pero que cotiza a unos precios que, según nuestro modo de valorar, no tenga apenas potencial”, añaden desde Metagestión. Así, Amadeus sube en el año el 8,4% y ha alcanzado el precio objetivo del consenso de mercado, en los 47,31 euros según Reuters. Indra, el otro gran valor tecnológico del mercado español, avanza el 14% en el año.

“De Indra nos gusta la parte del negocio que tiene que ver con tecnología de la información, no tanto la parte de defensa”, afirma Juan Uguet, gestor de la sicav Lierde, que sí tuvo Amadeus en cartera pero vendió el valor por el agotamiento de potencial de subida. La sicav tiene en los valores tecnológicos su principal apuesta sectorial y salvo Dominion –que avanza este año en Bolsa el 12%–, el resto de compañías del sector en cartera son principalmente alemanas y francesas. “No hay apenas compañías españolas en el segmento concreto de la ciberseguridad, el big data o la inteligencia artificial. En el resto de Europa en cambio sí, compañías de tamaño mediano y pequeño”, explica Uguet.

Uno de los principales valores en cartera de Lierde Sicav es la austríaca S&T, que despunta con una subida en Bolsa en lo que va de año del 44%. Está especializada en ciberseguridad, con servicios como por ejemplo la gestión de datos en los hospitales, con fuerte presencia en Alemania y Europa del Este. Otra de las apuestas de Lierde son la alemana Cancom y la francesa Devoteam, que ofrecen servicios de consultoría y digitalización a las empresas. Son el tipo de compañías que por ejemplo facilitan la información sobre el stock disponible en tiendas como Ikea o Zara. “Son negocios que crecen por encima del 10% en ventas. Hay una tendencia estructural a proteger los datos y a externalizar el software de las compañías”, añade Uguet.

¿Exceso de euforia?

La importancia creciente de la tecnología y el interés de los inversores son incuestionables, si bien también hay gestores que se muestran cautos. “Hay que ser muy cuidadosos en el largo plazo. Los valores tecnológicos están muy ligados al ciclo económico y pueden perder con rapidez en favor de los inversores. El sector está demasiado excitado y puede terminar siendo decepcionante”, señala Vignesh Padiachy , analista de comunicación y tecnología de Bestinver, que advierte que numerosas compañías deben aún mostrar un crecimiento sostenible. Manifiesta su clara preferencia por la coreana Samsung. “La falta de grandes valores tecnológicos frente a EE UU y Asia es común a toda Europa”, añade.

Un puñado de representantes

  • Global Dominion es sin duda el valor tecnológico más alabado en el mercado español. Avanza en lo que va de año el 12,5% y se ha revalorizado el 28% desde su estreno bursátil, en abril del año pasado. Es condiferencia el mejor début de 2016. La compañía es filial del fabricante de componentes para automóvil Cie Automotive. Su negocio está centrado en la prestación de servicios multi-tecnológicos y de soluciones e ingeniería especializada. Su capitalización bursátil roza ya los 600 millones de euros.
  • Indra es otro de los grandes valores tecnológicos, aunque son varias las razones por las que el valor no está en el centro de la diana de los inversores que apuestan por el sector. El motivo más reciente tiene que ver con el registro realizado ayer de su sede por parte de la Guardia Civil dentro de la Operación Lezo y que provocó una caída del valor del 2%.Los inversores apuntan que, sin considerar la caída de ayer, las acciones de Indra ya han alcanzado su precio objetivo, lo que resta potencial alcista. En el año, la cotización sube el 14%.
  • Una de las compañías más emblemáticas del sector tecnológico es la estadounidense Alphabet, conocida largo tiempo como Google, y que acapara las recomendaciones de compra entre los analistas. El valor sube en lo que va de año el 8,5%. Metavalor señala que tiene en cartera esta compañía desde 2013. “Su ventaja competitiva se amplía cada día gracias a su modelo de negocio”,señala la firma.
Normas
Entra en EL PAÍS