Inteligencia artificial
Tu móvil también sabrá si discutes con tu pareja e incluso si existe riesgo de ruptura

Tu móvil también sabrá si discutes con tu pareja e incluso si existe riesgo de ruptura

Móviles y wearables podrán podrán detectarlo en el futuro

Cada vez que conocemos nuevos proyectos como el que os contamos hoy tenemos la sensación de que la revolución móvil no ha hecho más que empezar, y que no alcanzamos a imaginar hasta qué punto los dispositivos móviles podrían entrar en juego en situaciones donde la racionalidad queda a un lado y sólo nos movemos por impulsos o el instinto. La inteligencia artificial ya está aquí para quedarse con nosotros, y dentro de relativamente poco tiempo algunas aplicaciones podrán beneficiarse de una tecnología que ahora se está investigando en la Universidad de California en Los Ángeles. El objetivo es que una app sea capaz de detectar si estamos discutiendo con nuesra pareja e incluso poder llegar a predecir si esta se encuentra en riesgo de ruptura.

Los patrones de conducta nos delatarán

Esta investigación de la Universidad de California está utilizando un sistema de inteligencia artificial que puede analizar nuestros patrones de lenguaje y señales psicológicas con el objetivo de detectar un conflicto de pareja. Los resultados de este trabajo han sido publicado en el IEEE Computer Journal y para desarrollarlo han utilizado una serie de smartphones y wearables para monitorizar a 34 parejas en su vida cotidiana en el hogar común.

Ruptura de pareja

Estos teléfonos y wearables han estado equipados con algoritmos de inteligencia artificial capaces de aprender los patrones psicológicos y de dicción de los integrantes de cada pareja, así como la monitorización de posible aumentos del ritmo cardiaco o la conductividad de la piel, dos señales que previamente han sido detectadas por otros estudios como factores clave asociados a los conflictos de pareja.

De hecho hay algunos términos que para este estudio suponen una línea roja que puede derivar en discusión de pareja, como son “tú”, “siempre” o “nunca”. De esta forma las parejas han contado con un sensor de ritmo cardiaco en el pecho, una pulsera que detectaba la actividad eléctrica de la piel y un Smartphone que ha recogido grabaciones de audio a la vez que desvelaba la ubicación GPS. Los resultados de este estudio son cuando menos impresionantes.

Porque según los investigadores el sistema pudo detectar un conflicto de pareja en el 79,3% de las situaciones, mientras que los conflictos derivados sólo del lenguaje entre la pareja fueron detectados en el 62,3% de las ocasiones, lo que sin duda es una cifra muy alta para sólo contar con el lenguaje como patrón. Si bien todavía es pronto, el siguiente objetivo de estos investigadores es poder predecir el conflicto e incluso la ruptura de la pareja en base a los datos recolectados a lo largo del tiempo.

Normas
Entra en EL PAÍS