Sede de la CNMC.
Sede de la CNMC.

La CNMC pide bajar el alquiler de los contadores de gas entre el 16% y el 76%

Propone una ahorro de ocho euros de media al año

No existe una metodología para calcular el precio, según el supervisor

La CNMC ha propuesto rebajar entre un 16% y un 76,6% el precio del alquiler de los contadores de gas de los consumidores domésticos, dependiendo del tipo de equipo, lo que implicaría, de media, un ahorro de unos 8 euros al año (sin IVA) para los 6,8 millones de consumidores que tienen un contador alquilado. Así se desprende del primer estudio sobre el precio que deberían pagar los clientes domésticos de gas por el alquiler de sus contadores, según establece el Real Decreto 1434/2002, de 27 de diciembre.

 Anualmente, el Gobierno publica en una orden ministerial los precios del alquiler de contadores de gas, que varían en función del tipo de consumidor (doméstico, empresa, etc.), y del caudal de gas que circula por equipo. Hasta 2013, de media, estos precios subían anualmente entre el 2,5% y el 3,6%. Sin embargo, a partir de ese año, se han mantenido congelados.

Los consumidores pagan en la factura el precio estipulado por el alquiler del contador junto con el resto de conceptos facturables (peajes, consumo de gas, impuestos etc.). Los precios que pagan los consumidores domésticos oscilan entre 0,69 euros (hasta tres metros cúbicos por hora) y 2,64 euros al mes (hasta 10 metros cúbicos por hora), dependiendo del caudal del contador que tengan alquilado.

Según recuerda la CNMC, no existe una metodología concreta de costes para fijar el precio del alquiler de estos equipos, entre otras cosas, porque las distribuidoras (encargadas de su gestión) no cuentan con una separación contable que diferencie los ingresos que perciben y los costes en los que incurren por el alquiler de estos equipos, frente al resto de ingresos y costes de la actividad de distribución. Para realizar este informe, el organismo supervisor les ha solicitado información económica y ha llevado a cabo un análisis sobre las diferentes metodologías posibles para calcular estos importes.

Una vez finalizado su análisis, los resultados obtenidos muestran que los precios por el alquiler de estos equipos deberían bajar entre el 16% y el 76%, según el tipo de contador del usuario.

 

Normas
Entra en EL PAÍS