Tendencia
NYX
Imagen de la tienda de NYX, en Gran Vía (Madrid).

Llega el fenómeno de las 'make up junkies'

En España hay un potencial mercado de 2,2 millones de consumidoras adictas al maquillaje

La primera tienda que abrió la firma NYX Professional Makeup, perteneciente desde 2014 al grupo L’Oréal, fuera de Estados Unidos fue en Madrid. Fue hace año y medio y todavía se recuerda la cola de más de 1.200 personas esperando a que abriera sus puertas. Desde entonces, cuenta con 11 tiendas repartidas por todo el país, tres de ellas además en el top mundial en cuanto a ventas. Las cifras, según explica la directora en España de la firma, Deborah Armstrong, no pueden ser más optimistas: el mercado de la belleza está creciendo un 4% y el del maquillaje un 8%. “Se trata de un fenómeno mundial que ha ido creciendo, gracias a las redes sociales y salta de un país a otro, pero además el éxito se debe a la innovación”, explica.

En este sentido, señala que NYX tiene una gama de productos con 2.000 referencias, “cuatro veces más que cualquier otra marca de maquillaje”. Cada año la firma lanza 400 nuevas productos para un público cada vez más adicto al maquillaje. “Es lo que se conoce como las make up junkies, las adictas al maquillaje, tendencia a las que se han unido las consumidoras españolas, cada vez más profesional, que demanda productos de mayor calidad”. El consumo medio de este colectivo, que asciende a 2,2 millones de consumidoras, está entre los 60 y los 160 euros y adquieren entre ocho y 23 productos. El producto más vendido en España es la barra de labios Copenhagen de la que se han despachado 30.000 unidades. Es más, según Armstrong, toda la información y publicidad de la marca procede de las clientas, a través de internet y de las redes sociales. NYX factura a nivel mundial más de 400 millones de euros, frente a los 93 millones que ingresaba en 2014.

Normas
Entra en EL PAÍS