Hora del planeta
La Torre Eiffel de París, antes y durante el apagón simbólico el año pasado con motivo de la Hora del Planeta, iniciativa impulsada por WWF.
La Torre Eiffel de París, antes y durante el apagón simbólico el año pasado con motivo de la Hora del Planeta, iniciativa impulsada por WWF.

Un apagón mundial contra el cambio climático

La Hora del Planeta cumple 10 años desde su primera edición.

Empezó en 2007 en Sídney, y en las cadenas hoteleras. Durante una hora, las luces se apagaron como un gesto simbólico para poner de manifiesto la necesidad de intensificar la lucha contra el cambio climático. Aquel gesto se ha convertido, diez años después, en todo un fenómeno global que, una vez al año, oscurece los cielos de las grandes ciudades para recordar que todavía queda mucho por hacer en la preservación del medioambiente.

La Hora del Planeta, una iniciativa de World Wide Fund for Nature (WWF), y que tiene al Grupo PRISA, empresa editora de CincoDías, como media partner, se celebra el último sábado de cada mes de marzo. En esta ocasión, ya son más de 7.000 las ciudades en todo el mundo se han sumado a ella y que apagarán las luces de sus edificios y monumentos más simbólicos entre las 20.30 y las 21.30 horas.

En España son 345 las ciudades y municipios que se han comprometido con la Hora del Planeta. Lugares como el Acueducto de Segovia, la Mezquita de Córdoba, o la fuente de Cibeles de Madrid no solo perderán su iluminación durante una hora, sino que también servirán como punto de reunión de quienes abogan por un mundo más verde. Se organizarán eventos, entre otros lugares, en Alicante, Valencia, Barcelona, Sevilla, Córdoba, Granada, Málaga y Zaragoza. En Madrid, la plaza de Oriente acogerá actividades desde las 17.00 horas, entre las que se incluye la que protagonizará el personaje de dibujos animados Peppa Pig, que enseñará a los más pequeños los mejores consejos para preservar el planeta.

Por novena ocasión, el Grupo PRISA apoya la celebración de la Hora del Planeta, difundiendo la campaña de sensibilización previa y la cobertura de esta movilización social, y animando a la participación a sus más de 8.000 empleados.

Pero si los organismos públicos y la sociedad juegan un papel crucial en ese objetivo, y también en hacer de la Hora del Planeta una cita de relevancia global, no lo son menos las empresas privadas, cuyas prácticas respetuosas con el medioambiente suponen cada vez más un hecho diferencial para sus empleados y para sus clientes. En el caso español, se han adherido a la Hora del Planeta un total de 145 empresas, entre ellas Coca-Cola e Inditex, impulsoras del evento.

Otra de ellas es la cadena hotelera NH, que se suma a la iniciativa apagando las luces de las fachadas de medio centenar de hoteles en España. Además, estos sustituirán la luz artificial de las zonas comunes por velas, y han llevado a cabo una campaña de sensibilización con sus huéspedes para concienciarles sobre la importancia de cuidar del entorno también en sus propios hogares.

La compañía de telecomunicaciones Orange apagará, por su parte, las luces de los letreros luminosos de sus oficinas corporativas y de los escaparates de sus tiendas. Además, se desenchufarán los ordenadores y aparatos eléctricos en todos sus centros de trabajo.

Hispasat, Abertis y Cellnex también apagarán las luces de sus oficinas ubicadas en el número 39 del paseo de la Castellana. Además, Abertis y Cellnex apagarán la iluminación de sus sedes corporativas en Barcelona.

La cadena de distribución Eroski también se suma, por séptimo año seguido, realizando un apagón simbólico de sus páginas web Eroski.es y Consumer.es que seguirán activas con una luz atenuada de menor intensidad. Por su parte, Calidad Pascual ha aprovechado la celebración de esta cita para crear la campaña El año del planeta, una acción enfocada en concienciar a sus empleados de la importancia de cuidar el entorno y los recurso naturales.

Normas
Entra en EL PAÍS