Redes sociales
Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de Facebook.
Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de Facebook.

Bruselas da un mes a Facebook, Google+ y Twitter para cumplir sus normas

Las autoridades europeas dan un ultimatum a las redes sociales para que revisen sus condiciones de uso y las adapten a las normas de la UE. Si no son satisfactorias, amenazan con medidas coercitivas.

Madrid / Bruselas

Las autoridades europeas de protección al consumidor han dado un mes a Facebook, Google+ y Twitter para que modifiquen sus términos de uso y cumplan la normativa de protección de los consumidores de la UE. La Comisión Europea explicó este viernes que estas redes sociales deberán presentar sus propuestas definitivas en ese plazo y que si no son satisfactorias las autoridades citadas podrían recurrir en última instancia a medidas coercitivas.

La Comisión Europea explicó que en una reunión celebrada en la tarde del jueves entre las asociaciones de consumidores, las empresas y la propia CE, las tres redes sociales accedieron a proponer cambios “en varias cláusulas abusivas” de sus condiciones de uso y en sus política de lucha contra el fraude. Esta reunión se produjo después de que las autoridades de protección de los consumidores de la UE enviaran en noviembre una carta a Facebook, Google+ y Twitter en la que se les pedía que revisasen sus condiciones de uso para abordar esos problemas.

Según la CE, las condiciones de uso de estas plataformas deben redactarse en línea con la legislación europea de protección de los consumidores, lo que implica que las condiciones que creen un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes serán consideradas abusivas y carentes de validez.

En la práctica, esto significa que las redes sociales no pueden privar a los consumidores de su derecho de acudir a los tribunales de su Estado miembro de residencia o modificar de forma unilateral las condiciones de uso. Tampoco pueden exigir a los consumidores a que renuncien a derechos imperativos, como el de cancelar una compra online.Por otro lado, las empresas también deben cumplir la ley europea en materia de lucha contra las estafas, comprometiéndose a eliminar promociones fraudulentas y otro tipo de campañas falsas en cuanto tengan conocimiento de su existencia.

La comisaria europea de Justicia, Consumidores e Igualdad de Género, Vera Jourová, resaltó que dada la importancia creciente de las redes sociales "es el momento de velar por que las estrictas normas de la UE, encaminadas a la protección de los consumidores, se cumplan también en ese sector”. "No es aceptable que los consumidores de la UE solo puedan recurrir a un tribunal de California para resolver un litigio, ni podemos aceptar que los usuarios se vean privados de su derecho a cancelar una compra en línea”, subrayó la comisaria.

Normas
Entra en EL PAÍS