Galaxy S8
Galaxy S8 Ampliar foto

El Samsung Galaxy S8+ con Snapdragon 835 muestra toda su potencia en un test

Ha sido el gran ausente del Mobile World Congress de Barcelona que se ha celebrado esta semana, habiendo cedido el protagonismo a otras propuestas de LG, Huawei o Sony. Pero a pesar de ello ha estado muy presente en la feria, donde Samsung en su evento de presentación de las nuevas tabletas ha anunciado la fecha definitiva de presentación del nuevo Samsung Galaxy S8, que será el próximo 29 de marzo. Pues bien, ahora hemos conocido de primera mano el espectacular rendimiento que tendrá la versión con procesador Snapdragon 835 del nuevo Samsung Galaxy S8+ en uno de los test más importantes que existen.

Potencia a raudales para el Samsung Galaxy S8+

El nuevo procesador Snapdragon 835 ya ha sido presentado en algunos teléfonos, como en el caso del reciente Sony Xperia XZ Premium. Pero en un principio el acaparamiento de el que ha hecho Samsung conseguirá que sea casi una exclusiva inicial por parte del nuevo terminal de los coreanos. Pues bien, hoy hemos visto en acción al teléfono con este procesador, y el resultado no puede ser más interesante.

La prueba del Samsung Galaxy S8+ con Snpadragon 835 se ha desarrollado en Geekbench, donde se ha podido ver un terminal con el modelo SM-G955U, que es el que se espera para el Samsung Galaxy S8+, cosechando un gran resultado de rendimiento. Esta prueba mide el rendimiento del teléfono tanto utilizando uno de los ocho núcleos del procesador como todos a la vez, y en la dos pruebas los resultados han sido demoledores.

En la prueba de un núcleo la puntuación ha sido de 1929 puntos, mientras que en la prueba multi núcleo esta ha sido de 6084, rebasando un límite de rendimiento que hasta ahora no habíamos visto. En esta prueba el Samsung Galaxy S8+ cuenta con una memoria RAM de 4GB y el sistema operativo Android 7.0 Nougat, por lo que tampoco ha necesitado de una extravagante memoria para pulverizar los registros de rendimiento.

Si comparamos los resultados con su predecesor, el Samsung Galaxy S7, son netamente superiores, ya que este obtuvo en la prueba de un solo núcleo 1860 puntos, mientras que en la multi núcleo fueron de 5300. Queda claro de esta forma que a priori el Samsung Galaxy S8 con Snapdragon 835 no defraudará a nadie, al menos en el lado del rendimiento. Veremos si el resto de características está a la altura de las circunstancias.

Normas
Entra en EL PAÍS