Deporte
Recreación de una suit del Wanda Metropolitano, instalada en la actualidad en el Vicente Calderón.
Recreación de una suit del Wanda Metropolitano, instalada en la actualidad en el Vicente Calderón.

El palco vip concebido como centro empresarial

Elnuevo estadio del Atlético de Madrid ofrecerá 7.116 butacas vip, con 79 suites accesibles para los clientes en días que no haya partido

El Atlético de Madrid trabaja contra reloj para que su nuevo estadio, el Wanda Metropolitano, y sus alrededores estén listos para el mes de septiembre. La obra avanza según el calendario trazado y se estima su finalización para el próximo 30 de junio, confirman desde la entidad rojiblanca. El urbanizado y los accesos están generando más problemas porque aún no han comenzado. Pero estarán, afirman las partes. El Atlético adelantará parte de los trabajos que corresponden al Ayuntamiento de Madrid y descontará su coste de lo que debe pagarle por la compra de la parcela donde se asienta el estadio.

Cuando se solucionen estos obstáculos, el club contará con un estadio con capacidad definitiva para 68.000 espectadores, de los cuales, 7.116 corresponderán a localidades premium, todas ellas abiertas a la grada y que equivalen al 10% del aforo. En el Vicente Calderón, esta oferta es de 2.200 butacas, poco más del 4% del aforo general. Y es que la oferta vip, los servicios de hospitality, suponen ya una vía de generación de ingresos y de imagen vital para los clubes de la élite europea.

Las zonas vip del Wanda Metropolitano abarcan una superficie total de 11.000 metros cuadrados y se comercializan bajo la denominación Neptuno Premium. Han sido diseñadas y son explotadas junto a CenterplateISG, la unión entre Centerplate, la mayor compañía de catering del deporte americano, e International Stadia Group (ISG), especializada en la explotación de grandes recintos deportivos.

“El Calderón ya no nos permite ofrecer el servicio que queremos a ninguno de nuestros colectivos, ni a los aficionados de grada general ni a los vip”, dicen desde la todavía entidad del Manzanares. Como resultado, el Wanda Metropolitano contará con cuatro estilos diferentes de zonas vip: la ubicada al palco presidencial, disponible bajo petición; y las llamadas Club, Business y Suites. Estas últimas son las más exclusivas. Son 79 palcos privados, 17 ubicados en la conocida como la grada de la Peineta, con capacidad para 5 o 16 personas, con un coste, en este último caso, de 112.000 euros. El resto se reparten en los fondos y lateral del nuevo graderío construido, con capacidades que van de 10 a 18 personas y precios entre 50.000 y 90.000 euros. Su particularidad, además de ser accesibles desde un parking con capacidad para 1.000 automóviles, es la opción de usarse todos los días del año.

Puntos fuertes

El palco vip concebido como centro empresarial

Terraza: perteneciente a la oferta club noroeste, desde el Atlético presumen que el suyo será el único estadio europeo en el que se podrá ver el fútbol disfrutando del catering al aire libre.

En la grada: todas las butacas desde las que observar el fútbol en las zonas vip están integradas en la grada, sin cristales o mamparas de separación, y desde ellas se accede a las zonas comunes o a los palcos privados. El objetivo es que los aficionados puedan participar del ambiente que se creará en el estadio.

Salas multifuncionales: además de los 79 palcos, el futuro estadio del Atlético de Madrid está plagado de diferentes salas y espacios que se pueden adaptar a los eventos que allí puedan celebrarse: desde conciertos musicales a convenciones corporativas, pasando por finales de torneos europeos, como la final de la Champions de 2019, a la que aspira.

En el Atlético quieren explotar estos espacios para las reuniones, presentaciones a clientes o convenciones de las empresas que los tienen contratados, dándoles un servicio continuo de catering gracias a una cocina central de 1.000 metros cuadrados. “Queremos que sea un gran centro de convenciones que se pueda usar todos los días del año”, dicen desde el club. La vertiente de eventos se complementa con un auditorio, que servirá también de sala de prensa, con capacidad para 450 personas. En la entidad confirman que ya hay eventos contratados para el próximo otoño, y que la ocupación de estas suites está ya al 65%, la mayoría por las empresas que están en el Calderón y otras nuevas a las que el club no podía acceder hasta ahora.

La oferta se completa con las zonas Club y Business. La primera se divide en dos áreas. Una es la noroeste, en la grada intermedia bajo la Peineta, una zona de asientos vip con acceso a tres espacios comunes con catering, incluida una terraza y una sala interior con vistas al túnel de acceso de los autobuses de los equipos. Su precio parte de los 1.700 euros. El área Club Este ocupa el lateral de la grada intermedia, y dará a una sala común con puestos de cocina en vivo, con precios desde 2.100 euros a 6.000. La gastronomía es uno de los puntos clave de la nueva experiencia vip. El servicio comenzará 90 minutos antes de cada partido y la intención es invitar a chefs con estrella Michelin para hacer demostraciones en los encuentros más relevantes.

Por último, la categoría Business se divide, por un lado, en 60 boxes para hasta nueve personas, con monitor propio y con acceso a una zona desde la que se podrá ver la sala de prensa tras los partidos y un precio que parte de los 5.000 euros por butaca; y en un superpalco con 144 asientos, por 4.000 euros, en el fondo sur.

Normas
Entra en EL PAÍS