Resultados anuales
Liberbank

Liberbank gana 129 millones ya sin la protección de activos de CCM

El beneficio sube el 0,2% después de realizar provisiones por 133 millones de euros por cláusula suelo y de encajar el impacto del fin de la protección por los activos de riesgo de CCM.

La morosidad está en el 13,9% y el ratio de solvencia CET1 'fully loaded' en el 10,7%

Liberbank ha cerrado el ejercicio 2016 con un beneficio neto atribuido de 129 millones de euros, lo que supone un aumento del 0,2%. El resultado ha estado marcado por las nuevas provisiones con las que cubrir el impacto de la devolución íntegra de lo cobrado de más por cláusulas suelo y a lo que el banco ha destinado 136 millones de euros, que se suman a los 83 millones ya dotados en 2015.

El margen de intereses, reflejo del negocio bancario clásico, descendió el 8,1%, hasta los 454 millones de euros "a consecuencia de la evolución de los tipos de interés en el mercado", según explica Liberbank, que también destaca que en el cuarto trimestre el margen mejoró respecto a trimestres anteriores hasta los 116 millones de euros. 

La entidad logra salvar el descenso del margen de intereses con un fuerte repunte de las operaciones financieras, del 78,8%, hasta los 346 millones de euros, tras lo que el margen bruto queda en los 939 millones de euros, con un alza del 2,8%. Liberbank destaca el descenso de gastos, del 1,4% en conjunto y del 4% en los gastos de personal, tras lo que el margen de explotación arroja una subida interanual del 6,7%, hasta los 511 millones de euros.

En cuanto al negocio, Liberbank presenta un crecimiento del 28,8% en la nueva producción de crédito, con aumentos del 69,4% en la nueva concesión de hipotecas y del 47,2% en los nuevos créditos al consumo. En pymes y autónomos, la nueva financiación creció el 19,4%. Estos incrementos propiciaron que el ejercicio 2016 el saldo crediticio neto productivo -sin contar los créditos al sector inmobiliario- creciese un 1,5%, hasta los 19.800 millones de euros.

La tasa de morosidad de Liberbank se sitúa en el 13,9%, una vez que ya no está activo el esquema de protección de activos de Banco de Castilla-La Mancha, mientras que la tasa de cobertura es del 46%. El EPA finalizó coincidiendo con la primera aplicación de la Circular 4/2016 del Banco de España, que ha obligado a una nueva clasificación del riesgo de crédito y que en el caso de Liberbank requirió la dotación de provisiones adicionales por importe de 87 millones de euros en la cartera de créditos y 89 millones adicionales en la cartera de inmuebles.

Aun así, ya sin contar con el efecto benéfico que ha tenido el EPA, el volumen total de dudosos se ha reducido en el año en 1.713 millones de euros, con un descenso del 34,8%, hasta los 3.205 millones de euros, según explica el banco. Los activos adjudicados, por su parte, apenas tuvieron variaciones, con una disminución interanual del 0,1%.

En cuanto a la solvencia, Liberbank cerró el ejercicio con un nivel de CET 1 (Common Equity Tier 1) del 12,1%, tras el impacto negativo de la contabilización como activos ponderados por riesgos de los activos hasta ahora protegidos por el Esquema de Protección de Activos de Banco de Castilla-La Mancha. En términos fully loaded, ya considerando la plena aplicación de Basilea III, ese ratio queda en el 10,7%

Normas
Entra en EL PAÍS