Zarpazo bajista
trading en el ibex
ZONA CLAVE EN EL IBEX. El zarpazo bajista asestado ayer tras intentar superar los 9.623 puntos, trazó una comprometida vela Penetrante que le hizo perder el soporte inmediato de los 9.510 puntos y alcanzar los 9.438 puntos. Por debajo de este nivel, los osos optarían a desarrollar el Doble techo dejado en los últimos altos, y buscarían el soporte clave del estricto corto plazo sobre los 9.269 puntos.

Ibex: ¿Peligra el asalto a los máximos?

Si el selectivo español pierde los 9.438 puntos encendería todas las alarmas

Oscura emboscada perpetrada ayer por los bajistas en Europa al intentar el asalto a los últimos máximos. Tras hueco al alza en apertura, los toros lanzaban el ataque final para derrotar a sus adversarios y emular la gran hazaña conseguida por el selectivo germano el día previo. Parecía que por fin había llegado el día de acabar con la extensa consolidación desarrollada desde primeros de año en nuestro continente. Pero los osos tenían preparada su estrategia para no levantar la bandera blanca de rendición. Y pronto empezó a desvelarse. Dos índices eran su principal objetivo, el español y el italiano. Ambos cerraban los huecos de apertura y sufrían un severo zarpazo que les llevaba a perder en torno al -1%. El desolador contragolpe bajista también pasaba factura en el resto de homólogas, si bien lograban mantener el tipo a cierre.

El virulento descenso en el Ibex tras alcanzar los 9.606 puntos le llevó a perder de nuevo el soporte inmediato de los 9.510 puntos y a poner a prueba los mínimos de la figura que provocó la primera rotura del citado soporte la pasada semana sobre los 9.438 puntos. A cierre el español logró salvar la pauta. Por debajo, los osos abrirían la puerta para atacar de nuevo el soporte clave de los 9.269 puntos y la formación de ataque dejada ligeramente por debajo. Se iniciaría así el intento bajista de desarrollar el Doble techo dejado sobre los últimos altos en los 9.623/14 puntos. El Ibex terminaba la siniestra sesión con descenso del -0,88% hasta los 9.477 puntos. Trazó peligrosa vela roja con mínimas sombras en ambos extremos en formato Penetrante.

RIESGO DE VOLVER A LOS MÍNIMOS. El Mibtel cedió ayer el Doji dejado sobre los 18.939 puntos, trazando como el selectivo español una comprometida vela Penetrante. Si las legiones no reaccionan de inmediato al zarpazo bajista, fracasará la tentativa de cerrar el hueco a la baja sobre los 19.329 puntos y el intento de anular el Doble techo dejado en los últimos altos sobre los 19.810784 puntos que cumplió casi por completo con su proyección. ampliar foto
RIESGO DE VOLVER A LOS MÍNIMOS. El Mibtel cedió ayer el Doji dejado sobre los 18.939 puntos, trazando como el selectivo español una comprometida vela Penetrante. Si las legiones no reaccionan de inmediato al zarpazo bajista, fracasará la tentativa de cerrar el hueco a la baja sobre los 19.329 puntos y el intento de anular el Doble techo dejado en los últimos altos sobre los 19.810/784 puntos que cumplió casi por completo con su proyección.

Por su parte, la dura vuelta en el Mibtel le llevó a ceder definitivamente los mínimos del Doji trazado la semana pasada sobre los 18.939 puntos. Las legiones se vinieron abajo sin conseguir alcanzar en apertura el hueco a la baja sobre los 19.329 puntos y acabaron alejándose de la zona de rotura del Doble techo sobre el antiguo soporte clave de los 19.092/62 puntos. Cerró con descenso del -0,83% hasta los 18.884 puntos. Trazó de igual modo sólida vela roja con limitadas sombras en ambos extremos en formato Penetrante. Tras este varapalo, si no hay una reacción alcista inmediata, el selectivo italiano podría volver a los últimos mínimos que cumplieron casi por completo la proyección del citado Doble techo sobre los 18.380 puntos.

Con firmeza defendió el Dax la hazaña lograda el día previo, superando los últimos altos sobre los 11.893 puntos y la directriz superior del Canal alcista iniciado en 2016. Fue el único selectivo que logró mantener el hueco al alza de apertura sin cerrar durante toda la sesión. Los derrotados osos no encontraron manera de doblegar al germano. Los blindados dejaban claro que lucharán con coraje para culminar sus serias opciones de asaltar los máximos históricos dejados en 2015 sobre los 12.390 puntos, tras su proeza. El Dax terminaba con ascenso del +0,26% hasta los 11.998 puntos. Trazó vela consolidativa de inapreciable cuerpo real verde y sombras en ambos extremos que marco nuevos altos en los 12.031 puntos.

El Cac consiguió superar el soporte inmediato perdido de los 4.895 puntos en apertura y no dudó en asaltar los últimos máximos sobre los 4.929/24 puntos. Pero el intempestivo revés en el español y el italiano obligaba a los alcistas a detener el nuevo asalto, cerrando el hueco de apertura. Sin embargo, ayer el selectivo francés daba solventes señales de fortaleza. Impedían a los osos poner a prueba la antigua resistencia de los 4.439/41 puntos y remontaban con solvencia en el tramo final de la sesión. Cerraba con exactitud sobre el citado soporte inmediato de los 4.895 puntos con ascenso del +0,15%. Trazaba extensa vela de onda alta con mínimo cuerpo real rojo y extensas sombras en ambos extremos. La salida de esa figura de altísima incertidumbre y gran igualdad de fuerzas será la que defina vencedores y vencidos en los altos.

También el Eurostoxx mostró arrojo a pesar de la emboscada bajista. Tras alcanzar nuevos altos en los 3.355 puntos en apertura, se vio obligado a cerrar el hueco de apertura. Los osos intentaron sembrar dudas en sus adversarios tras anular el día previo el Doble techo dejado en los 3.334 puntos. Pero los toros no se dejaron intimidar. Diez puntos más abajo, la nueva formación de ataque mostraba su potencial en el tramo final de la jornada. El selectivo europeo reaccionaba con energía y terminaba completamente plano sobre los 3.339 puntos. Como su homóloga francesa, trazaba extensa vela de onda alta con mínimo cuerpo real rojo y amplias sombras. En su caso, con más implicaciones alcistas que de igualdad de fuerzas.

VELA DE GIRO. El Cac trazó ayer una extensa figura de onda alta tras un nuevo asalto a los últimos máximos sobre los 4.92924 puntos. Muy similar a la trazada en los mínimos previos. La ruptura de dicha figura definirá si los alcistas lograr romper la resistencia o sus adversarios echarán abajo la antigua resistencia superada de los 4.83941 puntos, para asaltar posteriormente el soporte clave de los 4.81222 puntos. ampliar foto
VELA DE GIRO. El Cac trazó ayer una extensa figura de onda alta tras un nuevo asalto a los últimos máximos sobre los 4.929/24 puntos. Muy similar a la trazada en los mínimos previos. La ruptura de dicha figura definirá si los alcistas lograr romper la resistencia o sus adversarios echarán abajo la antigua resistencia superada de los 4.839/41 puntos, para asaltar posteriormente el soporte clave de los 4.812/22 puntos.

Los bajistas fracasaron en el Footsie en sus continuas tentativas de asaltar la clavicular del pequeño HCH invertido. Lo intentaron durante toda la sesión pero no encontraron forma ni manera de abrir grietas en la figura de vuelta. La falta de decisión provocó dudas a cierre y los alcistas aprovecharon para recuperar los 7.300 puntos al calor del contraataque en parte de Europa. El selectivo británico cerraba con meritorio ascenso del +0,38% hasta los 7.302 puntos. Trazó sólida vela verde con ligera sombra superior. Tras este intento fallido de perforar la clavicular, los alcistas se ganan una segunda oportunidad de atacar los últimos máximos históricos sobre los 7.354 puntos, después de alcanzar los 7.329 puntos en la primera.

Tranquila jornada de consolidación en Wall Street sin apenas cambios. Lo único relevante fue ver como los bajistas fueron incapaces de buscar la parte superior de los huecos al alza abiertos el pasado martes en los tres selectivos. Sólo en la tecnología lograron cubrirlo. Mientras no cierren dichos huecos, la subida libre absoluta podrá seguir con su vertical ascensión. El Dow Jones ascendía un limitado +0,16% hasta los 20.775 puntos sin poner. Trazó pequeña y sólida vela verde marcando nuevos altos históricos sobre los 20.781 puntos. Por su parte, el S&P 500 se dejaba un ligero -0,11% hasta los 2.362 puntos, trazando pequeña Peonza verde con mínimas sombras en ambos extremos. El Nasdaq Composite cerraba plano con exiguo descenso del -0,09% hasta los 5.860 puntos. En su caso, trazó diminuto Doji consolidativo por encima de su hueco.

Normas
Entra en EL PAÍS