Editorial

Más fusiones y adquisiciones

El aumento de la actividad de fusiones y adquisiciones (M&A) en España se resintió en 2016 de la inestabilidad política, sobre todo en la segunda parte del año. Se rompía así la tendencia positiva desarrollada en 2015. Sin embargo, la mejor coyuntura económica, el aumento de la inversión por fondos extranjeros y la recuperación financiera de las empresas tras los ajustes de los ejercicios anteriores dibujaban un escenario que se mantiene, y al que ahora hay que añadir la estabilidad política, mientras en buena parte de Europa se abren periodos de incertidumbre electoral. Los datos hablan por sí solos: en el mes y medio que va de año se han ejecutado operaciones por más de 6.000 millones de euros, cifra que supera con creces a las realizadas en todo el tercer trimestre del pasado año. Sea mediante compras por empresas españolas en el exterior, o por adquisiciones de grupos extranjeros en España, todo indica que 2017 va a ser un año extraordinario en M&A. La importante bolsa de fondos pendientes de invertir, destacadamente en el sector inmobiliario pero no solo; la pujanza renovada del capital riesgo y el efecto traslado de empresas a causa del brexit permiten aventurar que España será de nuevo este año uno de los países con mayor dinamismo en operaciones empresariales.

 

Normas
Entra en EL PAÍS