El debate de la prestación social
jubilación
Luis María Linde, gobernador del Banco de España.

Linde quiere gente como él, que se jubile a los 73 años

El gobernador del Banco de España es el mejor ejemplo de longevidad laboral como la que reclama a los españoles

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, es el mejor ejemplo de longevidad laboral como la que reclama a los españoles con su petición de que se retrase la edad de jubilación más allá de los 67 años legalmente establecidos. Linde considera que la situación financiera de la Seguridad Social es tan delicada que precisa de nuevos ingresos y de un recorte adicional de las pensiones nuevas, ya se logre con la aplicación del factor de sostenibilidad desde 2019, o con otros mecanismos.

 A su juicio, el envejecimiento de la población y la llegada de pensionistas con carreras de cotización cada vez más dilatadas y con cotizaciones más elevadas, hace insostenibles los actuales niveles de protección si no se buscan ingresos adicionales.

Su propuesta concreta es retrasar la edad de jubilación, puesto que ello supone que la gente paga durante más años, y cobre durante menos años hasta el fallecimiento. El gobernador quiere, en realidad, gente con la capacidad laboral de él mismo, que con 71 años sigue al frente del Banco de España. Luis María Linde ocupará el cargo al menos hasta junio de 2018, cuando haya cumplido (el 15 de mayo) los 73. La ley de Autonomía del Banco de España recogía hasta 2012 la jubilación obligada de sus altos cargos a los 70 años, pero fue modificada a iniciativa del ministro de Economía, Luis de Guindos, para que Luis María Linde pueda agotar su mandato de seis años.

Esta edad, hay que recordar, no será plenamente vigentes hasta el año 2027; hasta entonces, el retiro legal se retrasará lentamente desde los 65 años de 2011; este año, todos cuentos lleguen a agotar su vida laboral, podrán jubilarse si alcanzan la edad de 65 años y cinco meses.

Normas
Entra en EL PAÍS