Pacto de Toledo
pensiones pacto de toledo
Personas jubiladas.

Pensiones: Lagares pide bajar las cotizaciones al 10% y compensarlas subiendo el IVA

Recetas de catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH)

“El actual sistema de cotizaciones sociales es antiguo y no es bueno para una recaudación ágil y adaptada al ciclo para pagar las pensiones”. Partiendo de esta idea, el catedrático de Hacienda Pública de la Universidad de Alcalá de Henares, Manuel Lagares, ha propuesto hoy un profundo cambio en el sistema de recaudación y pago de las pensiones durante su comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo.

Para Lagares, que presidió el grupo de expertos que asesoró al primer Gobierno de Mariano Rajoy en su reforma fiscal, es fundamental cambiar el actual sistema de ingresos por cotizaciones sociales porque sus tipos –que superan el 30% sumando las aportaciones de la empresa y el trabajador—son “muy elevados y absolutamente desproporcionados” y gravan en exceso el empleo, con lo que frenan su creación.

Así, ha propuesto tres grandes cambios en el sistema de recaudación: una fuerte rebaja del tipo de cotización al 10% como máximo, que se reparta de forma equilibrada entre empresario y trabajador; que esta rebaja se compense con un incremento del IVA de entre 2 y 4 puntos, al tiempo que se homogeneícen al alza los tipos de este impuesto hasta el entorno del 24% y manteniendo solo un tipo superreducido. Y, en tercer lugar, eliminar el actual sistema de bases de cotización tarifadas según categoría y sustituirlo por otro en el que se cotice según los ingresos reales del trabajador, medidos por su base imponible del IRPF.

En el lado del gasto, este experto también propone un cambio profundo del sistema de fijación de la cuantía de las pensiones. Para empezar, Lagares apunta a la necesidad de prolongar la edad de jubilación hasta los 70 años “de forma selectiva para algunas profesiones que se lo puedan permitir”.

En segundo lugar, manteniendo el sistema de reparto, considera conveniente ir hacia un sistema de cuentas nocionales: cuentas individuales y virtuales en las que se depositan las cotizaciones de cada trabajador y en el momento del retiro se calcula la pensión tomando lo depositado y calculando su esperanza de vida.

Lagares recortaría también sustancialmente la tasa de sustitución de la pensión (porcentaje del último salario que representa la pensión). En la actualidad esa tasa supone más del 70% y este catedrático la recortaría al entorno del 50%. Para compensar este recorte, Lagares apuesta por la creación de un sistema de pensiones complementarias “de carácter empresarial y obligatorio”. En concreto, plantea que las empresas –y en menor medida los trabajadores—destinen parte del dinero que se ahorrarán con la rebaja de cotizaciones a nutrir planes colectivos de pensiones de sus trabajadores. Y con esta parte complementaria, se podría llegar a mantener la actual tasa de sustitución.

Todos estos cambios se llevarían a cabo, según la propuesta de lagares, de forma muy gradual a lo largo de los próximos 20 o 25 años.

Dicho todo esto, el portavoz del Partit Demòcrata Català (PDC) –antigua Convergencia—Carles Campuzano encontró un fallo importante al sistema que propone Lagares y que no es otro que “no garantiza la suficiencia” de las pensiones, ya que confía una parte importante de las prestaciones a un sistema de capitalización, que se ha demostrado que no funciona en las épocas de crisis bursátil

Lagares respondió a esta pega que le ha puesto Campuzano precisando que la parte de pensión complementaria no tendría que estar invertida necesariamente en los mercados bursátiles sin en “una deuda pública especial con una revalorización superior al IPC”, con lo que se sortearían mejor las crisis, en su opinión.

Normas
Entra en EL PAÍS