Emprendedores
De izquierda a derecha: Pablo Mas-Bagá, director de operaciones de Mr. Noow; Alejandro Fresneda, director ejecutivo de Mr. Noow, y Jordi Arana, director de instalación.
De izquierda a derecha: Pablo Mas-Bagá, director de operaciones de Mr. Noow; Alejandro Fresneda, director ejecutivo de Mr. Noow, y Jordi Arana, director de instalación. Cortesía: Tabletech

Mr. Noow, la aplicación que quiere revolucionar la hostelería

Tabletech renace con nuevo nombre para llevar el menú digital a todos los 'smartphones'

Normalmente, las startups comienzan desarrollando aplicaciones para teléfonos inteligentes y pasado un tiempo, las adaptan a otros formatos como tablets, sin embargo, Tabletech, ha emprendido el camino inverso.

Hasta ahora, Tabletech ha ofrecido a más de 40 restaurantes, bares y hoteles la posibilidad de mostrar la carta a sus clientes en una aplicación para tablets que proporcionaba a sus negocios. Ahora, después de haber participado en el programa de formación de la aceleradora de startups de Mahou-San Miguel, la empresa se reinventa y entra en el mundo de las aplicaciones para móviles bajo el nombre de Mr. Noow, una iniciativa que será utilizada por 42 establecimientos más.

“Mr. Noow será una app para móvil gratuita, que se podrá descargar como cualquier aplicación de la store”, señala el presidente y cofundador de Tabletech, Alejandro Fresneda. Aprovechando la salida al mercado de la aplicación en febrero próximo, la empresa ha optado por renovar su modelo de negocio y cambiar el nombre de la compañía.

Anteriormente, Tabletech proporcionaba a los restaurantes el servicio de menú digital a través de tablets que la empresa facilitaba al local. A cambio, acordaban un precio con el establecimiento, lo que significaba para este el desembolso de una inversión inicial y una cuota mensual.

La instalación en los bares o restaurantes del nuevo sistema es, según Fresneda, “totalmente gratuita y sin costes iniciales para el establecimiento. Nosotros mismos nos encargamos de todo para que el sistema funcione en el local”. A cambio, la empresa se queda con una comisión del 5% del importe que paguen los consumidores por productos pedidos a través de la aplicación.

Con los menús digitales en las tabletas, el comensal tenía a su disposición la carta de productos o servicios ofertados por el negocio con imágenes de cada producto, información de los ingredientes o detalles sobre los alérgenos presentes en los alimentos. Además, reducía el tiempo de espera e incluía un sistema de valoraciones de los productos que permitía hacerse una idea de la calidad del plato o la bebida en cuestión.

Con Mr. Noow, todas estas características se mantendrán, pero en vez de tener que recurrir a tablets, podrán ser disfrutadas en los negocios que incorporen el menú digital desde cualquier teléfono que se descargue la aplicación gratuita.

Tabletech
Versión de Tabletech para tablets.

Así mismo, al igual que con Tabletech, la barrera de los idiomas no supondrá ningún problema para los locales que dispongan de la nueva app, ya que da la opción al cliente de elegir entre mostrar el menú en inglés, francés, alemán, chino o japonés, entre otros idiomas, además del español. “Con un solo clic cambia el idioma a cualquiera que el restaurador nos solicite”, apunta el cofundador de Tabletech.

Según Fresneda, el modelo presenta ventajas añadidas tanto para el cliente como para el restaurante que opta por el sistema. “Para los establecimientos, propicia un aumento de la cuenta media por comensal, ya que favorece el consumo. Se incrementa la rotación de las mesas porque se reducen las esperas de los clientes. Permite analizar los pedidos y adaptarse a los gustos y, sobre todo, aumenta la satisfacción de los clientes, además de propiciar que venga más clientela, ya que cuando la gente abre Mr. Noow aparecen los restaurantes en la zona que dispongan de él”.

A ojos de Fresneda, la tecnología permite también a los restaurantes ahorrar dinero en concepto de salarios sin sustituir completamente a los camareros: “Aunque es cierto que permite optimizar recursos, esta tecnología no sustituye a los camareros, estos siempre van a llevar la comida a la mesa y son siempre necesarios para contestar dudas y aconsejar al comensal indeciso. Mr. Noow es una ayuda para el camarero. Todos hemos dejado de pedir alguna bebida por no tener al camarero cerca, con Mr. noow esto ya no sucede”, afirma.

De cara a los clientes, para Fresneda, aporta la comodidad de poder ver, pedir y pagar cuando uno quiera. "Una imagen vale más que mil palabras y el comensal puede ver las fotos de los platos que va a pedir, disminuyendo la incertidumbre de si le gustará o no. También dispone de mucha más información sobre los platos, se muestran todos los alérgenos e incluso se puede filtrar la carta”.

Fresneda también destaca la faceta social de la aplicación, además de los descuentos que ofrece mediante puntos de fidelización: “Se podrán compartir en las redes sociales tanto los platos como los restaurantes y, cuando los usuarios se descarguen la app, contarán con un descuento de cinco euros. A medida que hagan pedidos a través de la aplicación, acumularán puntos que les otorgarán descuentos”.

Entre los planes de futuro, Fresneda asegura que las grandes cadenas de restauración son uno de sus principales objetivos, ya que “Mr. Noow encaja perfectamente con sus características. Ya hemos iniciado conversaciones con varias cadenas de restauración organizada. La venta es lenta pero vamos avanzando en ese sentido”, informa el directivo.

Después de obtener capital en una primera ronda de financiación en la que consiguió 500.000 euros provenientes de un préstamo de Enisa e inversores ángel de renombre como los fundadores de Doctoralia David Díaz, Albert Armengol y Frederic Llordachs, o Jaime Guitart, de Just Eat, Mr. Noow prepara una segunda ronda para 2018, con el objetivo de consolidarse en Madrid y Barcelona y de expandirse a nivel internacional.

Mahou-San Miguel impulsa a Tabletech a través de BarLab

BarLab es la aceleradora de startups de Mahou-San Miguel y Eloísa Ochoa de Zabalegui, su responsable. “Nuestro objetivo es promover la innovación tecnológica en la hostelería. El programa ha durado seis meses, a lo largo de los cuales las startups han podido desarrollar sus modelos de negocio mediante un plan intensivo de formación, talleres, mentorización personalizada y coaching, así como la realización de pruebas piloto en bares”, explica.

La primera edición de BarLab ha contado con la participación de cinco startups. HeyPlease, Invibe, Lhings, Outbarriers y TableTech fueron las elegidas entre más de 150 postulantes.

“En Mahou-San Miguel siempre hemos fomentado la innovación, aplicándola de forma transversal en todos los procesos y proyectos que ponemos en marcha. En el caso de BarLab, buscamos impulsar la innovación tecnológica de las startups en el sector hostelero”, aclara la responsable.

Ochoa de Zabalegui destaca el valor añadido y las ventajas que aporta BarLab a las startups: “Además de recibir 35.000 euros de financiación para desarrollar su idea, los cinco proyectos han podido beneficiarse de más de 500 horas de formación sobre materias tan variadas como el marketing, la tecnología o los planes de negocio, de la mano de numerosos emprendedores de éxito como Javier Andrés Marín, de Ticketea.com, Jaime Guitart, director de ventas de Just Eat España o Pablo Rabanal, CEO de Reclamador.es, pero, sin duda, uno de los principales valores diferenciales del programa reside en la posibilidad de testar sus iniciativas en puntos de venta reales, lo que les permite identificar a tiempo posibles áreas de mejora”.

Para el presidente de Mr. Noow, Alejandro Fresneda, la iniciativa de Mahou-San Miguel “aportó muchísimo, nos dio acceso a mentores de primer nivel tanto internos de Mahou cómo contratados expresamente para el programa”. Asimismo, les permitió “reinventar nuestro modelo de negocio, ver nuestras ventajas competitivas y acceder a restaurantes pilotos para probar nuestro sistema”.

El socio cofundador de Tabletech enfatiza en que “incluso una vez terminado el programa, estamos hablando con ellos para más colaboraciones”.

La responsable del programa informó que la aceleradora ya prepara la segunda edición de BarLab.

Normas
Entra en EL PAÍS