Smartphones
HTC
El presidente de la división de smartphones de HTC, Chialin Chang, muestra el nuevo HTC U Ultra en Taipéi, Taiwán.

HTC desafía a sus rivales con un móvil casi inmune a las caídas

Su nuevo buque insignia, el U Ultra, lleva doble pantalla y un asistente virtual que aprende de los hábitos del usuario. Una versión del terminal llevará pantalla con cristal de zafiro, tan resistente que es casi inmune a las caídas.

La compañía taiwanesa de móviles HTC , durante varios años uno de los fabricantes de smartphones más importantes del mundo, se ha propuesto resurgir de sus cenizas. Tras conocerse hace unos días sus pobres resultados de 2016 –cerró el año con unos ingresos de 2.312 millones de euros, un 36% de caída respecto a 2015– la firma presentó este jueves una nueva línea de teléfonos inteligentes –la gama U– con la que pretende desafiar a sus dos bestias negras, Samsung y Huawei.

El fuerte crecimiento de estas dos compañías, junto con el de otras marcas chinas como Oppo o Xiaomi, está detrás del descenso en sus ventas (se estima que el pasado año comercializó entre 10 y 12 millones de teléfonos inteligentes frente a los 18 millones de unidades de 2015). El declive de ventas de HTC dura ya varios años, pero la empresa asiática quiso demostrar ayer que no se amilana frente a sus fuertes rivales y que mantiene sus capacidades de innovación. Sabe que la única alternativa que tiene para volver a ser un referente en la industria es lanzar teléfonos innovadores, además de mejorar su canal de distribución. En España cerró su oficina el pasado año.

La estrella de la presentación de ayer fue el HTC U Ultra, un terminal premium de 5,7 pulgadas de pantalla, que se convierte en el nuevo buque insignia de la compañía. El modelo, con el que busca diferenciarse de su competencia, costará 749 euros y llegará al mercado a partir del 1 de marzo, acompañado por otro terminal más barato (449 euros), el HTC U Play. Ambos prescinden de la clavija de auriculares, igual que hizo Apple en el iPhone 7, e incorporan un asistente virtual llamado Sense Companion, basado en inteligencia artificial, que sigue los pasos del Siri de Apple y Cortana de Microsoft). Según la compañía, este software aprenderá de las rutinas del usuario y se convertirá en su secretario personal. “El terminal reconoce tu voz y te responde. Incluso cuando está en reposo, con una sola palabra navega por tu teléfono, coge o rechaza llamadas, o repite o ignora alarmas”, dijo la empresa.

El modelo Ultra también presume de contar con una pantalla secundaria de dos pulgadas para que el usuario pueda acceder de forma más rápida y cómoda a lo que más utiliza, y por tanto lo que se vea a través de esa pantalla dependerá de los hábitos de cada usuario.

El modelo Ultra U en negro.
El modelo Ultra U en negro.

Otro aspecto destacable fue el diseño y materiales empleados en los nuevos móviles, construidos en cristal líquido (que le da un aspecto más brillante) y aluminio. HTC destacó que habrá una versión especial del U Ultra de 128 GB que llevará pantalla de cristal de zafiro, un material, que según los expertos, es tres veces más duro que el cristal tratado con Gorilla Glass, lo que hará al móvil casi inmune a las caídas.

El nuevo buque insignia de HTC lleva igualmente un procesador potente (el Qualcomm Snapdragon 821), una memoria RAM de 4 GB y almacenamiento de 64 o 128 GB. Está preparado para añadirle tarjetas MicroSD de hasta 2 TB. El móvil, que funciona con la última versión de Android (Nougat), incorpora una cámara de 12 megapíxeles con flash dual y una frontal de 16 megapíxeles.

Por su parte, el HTC U Play es más compacto. Su pantalla es de 5,2 pulgadas y resolución FHD. Lleva procesador MediaTek Helio P10 y cámara de 16 megapíxeles. Ambos equipos incorporan la tecnología (HTC USonic) que analiza el oído interno del usuario para adaptar el sonido a el. “Es como tener un ingeniero de sonido en tu teléfono”, dijo HTC.

Normas
Entra en EL PAÍS