Motor
Logo de Volkswagen bajo la nieve.
Logo de Volkswagen bajo la nieve. EFE

VW reconoce que "conspiró" en EE UU durante 10 años

El departamento de Justicia de EE UU encausa a seis directivos de la compañía

El grupo alemán Volkswagen dio ayer un paso más para intentar solucionar el escándalo de fraude de las emisiones de sus vehículos diésel La compañía se declaró culpable en EE UU y asumió una multa de 4.300 millones de dólares (algo más de 4.000 millones de euros) para cubrir las causas penales y civiles abiertas contra ella..

Con este acuerdo alcanzado con las autoridades estadounidenses, Volkswagen se declara culpable de los cargos de conspiración, obstrucción a la justicia y uso de falsos documentos para importar coches en EE UU.

El departamento de Justicia estadounidense anunció también el procesamiento de seis directivos de la empresa por considerarles partícipes en “la conspiración de 10 años”. Entre ellos están los responsables de desarrollo de motores de la compañía.Uno de ellos, Oliver Schmidt, fue detenido hace unos días en Miami.

“Los intentos de Volkswagen para esquivar los estándares de emisiones e importar vehículos falsamente certificados en el país representa una atroz violación de nuestras leyes medioambientales, protección al consumidor y financieras”, señaló la fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, en conferencia de prensa. “Su actuación puso en riesgo a nuestra economía y a nuestros ciudadanos”, aseguró

Según el documento hecho público a última hora de la tarde de ayer, Volkswagen abonará 2.800 millones de dólares para cubrir las causas criminales y el resto en los casos civiles. Empresa y administración habían acelerado las negociaciones las últimas semanas antes del cambio de presidente y equipo de Gobierno en EE UU.

Estas multas se unen a los 17.500 millones de dólares que el fabricante de automóviles había anunciado que gastaría en recomprar cerca de medio millón de automóviles con el motor trucado.

Normas
Entra en EL PAÍS