Breakingviews
Marissa Mayer, CEO de Yahoo.
Marissa Mayer, CEO de Yahoo.

Altaba no debe ocultar el riesgo a Verizon

Yahoo sigue haciendo cosas extravagantes mientras sigue en duda su objetivo principal

Yahoo está decidida a seguir haciendo cosas extravagantes mientras sigue adelante con la venta de sus negocios de publicidad y búsqueda a Verizon Communications. Cuando se cierre el acuerdo, por 4.600 millones de euros, la CEO de Yahoo Marissa Mayer y otros miembros dejarán el consejo de administración, y lo que quede de la empresa –principalmente una gran participación en Alibaba– será rebautizado como Altaba. El problema de Mayer es que el acuerdo con Verizon está lejos de ser seguro, y ahora mismo su tarea más importante es garantizar que se produzca.

La suerte de Mayer podría cambiar si EE UU baja el impuesto de sociedades

El nombre de Altaba está provocando comparaciones poco agradables con el ridiculizado rebautizo de la editora de Los Angeles Times, ahora conocida como Tronc. Mayer se equivocaría si les prestara atención. La transacción con Verizon es crucial y se ha visto afectada por dos ciberataques masivos a Yahoo, que se revelaron después del anuncio del acuerdo, en julio.

Yahoo está advirtiendo en los informes para el regulador que Verizon puede intentar renegociar el precio o cancelar la operación. La posible compradora no ha ofrecido garantías, al menos en público. La semana pasada Marni Walden, alta ejecutiva de Verizon, dijo que tiene poca confianza en que se realice el acuerdo.

Más allá de la venta en sí, terminar con la incertidumbre sobre cómo gestionará Yahoo su participación en Alibaba, que supone la mayor parte de los 38.000 millones que vale Yahoo en el mercado, sería un alivio para los inversores. Sería prudente que Mayer mantuviera la mente abierta si Verizon ofrece un precio menor. Además, los accionistas atribuyen poco o ningún valor al negocio principal.

Cerrada la venta a Verizon, la suerte de Mayer podría mejorar. Si el presidente electo Donald Trump y el Congreso de EE UU, dominado por los republicanos, reducen el impuesto de sociedades, el pasivo del enorme beneficio que ha obtenido Yahoo con sus inversiones iniciales en Alibaba y Yahoo Japón se reduciría en miles de millones, y las tornas se volverían en contra de los que se burlan de Altaba.

Normas
Entra en EL PAÍS