Editorial

El reto del empleo más productivo

La buena marcha de la economía en España está permitiendo la recuperación de la ingente masa de empleo destruido durante la crisis y lo está haciendo a un ritmo notable. De los 3,8 millones de puestos de trabajo que desaparecieron entre 2007 y mediados de 2014, se han recobrado ya 1,5 millones, según datos de ManpowerGroup. Aunque esas cifras apuntan a que se necesitará hasta 2021 para crear el empleo que resta, hay áreas donde ese objetivo no solo se ha conseguido, sino también superado. Es el caso de los profesionales y trabajadores cualificados, donde hay un 1,8% más de ocupados que hace nueve años; los mayores de 34 años (un 11% más), los de mayor nivel educativo (un 14% más), y los del sector servicios (un 2,4% más).

La industria del turismo se ha convertido en un motor pujante en el mapa del nuevo empleo. Ello constituye una buena noticia, pero tambien un riesgo. Por un lado, porque la productividad en el sector servicios crece muy lentamente; por otro, porque el turismo español se está beneficiando de la crisis que viven los destinos del norte de África, un factor geopolítico que no durará siempre. España debe potenciar la calidad y especialización del mercado turístico, pero no basar en este su modelo de crecimiento. El reto pasa por crear también empleo industrial y tecnológico, cuya productividad es mayor.

 

Normas
Entra en EL PAÍS