Automoción
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante la visita a las instalaciones de Blackberry en Ottawa.
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante la visita a las instalaciones de Blackberry en Ottawa.

Blackberry pisa el acelereador en el coche autónomo

La compañía canadiense BlackBerry planea invertir 75 millones de dólares en un centro de investigación destinado a vehículos autónomos. La noticia, hecha pública ayer por el consejero delegado de la compañía John Chen, supone un cambio de rumbo para este pionero en la fabricación de smartphones. Los responsables de la firma estuvieron acompañados por el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, durante la presentación de las instalaciones en Ottawa.

 "La mayor parte del dinero se destinará a empleos", aseguró a los periodistas en un evento para inaugurar las instalaciones en Ottawa, informó Reuters. La compañía, que decidió centrarse en el negocio de software y los servicios y dejar de lado la fabricación de teléfonos inteligentes, quiere convertirse en un jugador clave en la industria de la automoción, donde las empresas tecnológicas tienen cada vez un papel más protagonista.

BlackBerry ha explicado que trabajará con PolySync y la compañía de semiconductores Renesas Electronics, así como con la Universidad de Waterloo para construir un vehículo autónomo, añadió la citada agencia. En este nuevo centro, la empresa, que un día lideró el mercado de smartphones, desarrollará software integrado y compatible con sensores, cámaras y otros componentes de estos automóviles.

Las acciones de Blackberry, que en 2010 adquirió la empresa QNX, con unos 400 ingenieros y cuyos sistemas operativos ya han sido utilizados en vehículos, han subido casi un 4%. La tecnológica también tiene permiso desde el pasado mes para poder probar los modelos de coches autónomos Lincoln de Ford en las carreteras públicas de Ontario. Igualmente, la firma ha alcanzado un acuerdo con esa marca para llevar al mercado flotas de vehículos autónomos para ridesharing en 2021. Los responsables de Blackberry señalaron también que mantienen negociaciones avanzadas con otros fabricantes de automóviles para sellar alianzas similares.

Chen dijo que su compañía prevé contratar hasta 650 ingenieros durante los próximos años, lo que aumentará la nómina anual de la empresa en casi 75 millones de dólares, o toda la inversión planificada de Blackberry durante varios años. La empresa canadiense, que tiene unos 5.000 empleados en total, deberá pelear duro para tomar posiciones en este mercado, cada vez más competido. Entre sus rivales estarán firmas como Green Hills Software e Intel.

Normas
Entra en EL PAÍS