Debe superar los 9.360 puntos
Trading en el Ibex
EL IBEX DEBE REMATAR. El contundente giro en V logró superar el pasado martes la zona clavicular del HCH del medio plazo sobre los 9.232 puntos, alcanzando la última barrera bajista de los 9.360 puntos. Pero no logró conquistarla. Por encima, el selectivo español confirmaría el amplio Doble suelo dejado en los mínimos anuales.

Ibex: El último reducto bajista

El selectivo español se queda a las puertas de confirmar la gran formación de vuelta en forma de Doble suelo

No encontró freno el enérgico giro en V desarrollado en Europa hasta la jornada de ayer. La devastadora ofensiva alcista iniciada tras el referéndum italiano y el explosivo arranque del Mibtel, se ha saldado con seis sesiones de interrumpidas alzas posteriormente. Los grandes selectivos europeos no tuvieron problema alguno para confirmar, el pasado cierre semanal, la ruptura de las grandes resistencias del medio plazo. La derrota de los osos ha sido aplastante y muy dolorosa. Las espeluznantes y kilométricas Envolventes alcistas semanales dejadas el viernes son una nítida muestra de su hecatombe. Han dejado prácticamente fuera de combate a sus tropas. Y sin apenas opciones para evitar que el violento cornalón recibido, ratifique las amplias formaciones de vuelta de sus adversarios de cara al próximo cierre mensual y anual. El final de la tendencia bajista iniciada en abril del 2015 parece estar ya escrito en los gráficos. Quince días quedan para refrendarlo.

Sólo un selectivo falta para poner la guinda al pastel del épico contragolpe alcista. No es otro que el Ibex. El pasado martes logró por fin dinamitar la complicada zona clavicular sobre los 9.232 puntos y atacar con furia la última barrera bajista de los 9.360 puntos. La sólida y extensa vela trazada se quedó a escasos veintinueve puntos de confirmar a cierre diario, la amplia formación de Doble suelo dejada en los mínimos anuales. Ante la falta de definición alcista en esos últimos puntos de la frontera y la elevada sobreventa, los osos aprovecharon para lanzar ayer un desesperado contragolpe en el selectivo español y no entregar la última trinchera que les queda bajo su control en Europa. Lograron recuperar por la mínima la citada clavicular sobre los 9.232 puntos. El Ibex acabó cediendo un -1,21% hasta los 9.218 puntos. Trazó sólida vela Penetrante roja tras el hueco a la baja en apertura. En principio, pocas opciones vemos que con esa figura se vaya a impedir la derrota bajista en el Ibex, tras el contundente giro en V dado en toda Europa. Sólo por debajo de los 9.132 puntos, los osos podrían buscar alguno de los huecos al alza abiertos en la brutal ascensión. Y poco más, si es que lo logran.

La portentosa Vuelta en V ejecutada en el Mibtel rozó ayer la proyección mínima sobre los 19.022 puntos, por rotura del Lateral de los últimos meses y confirmación de su Doble suelo entre los 15.978/22 y los 17.397/426 puntos. Alcanzó máximos en la sesión sobre los 18.969 puntos, para terminar dándose la vuelta y ceder a cierre un -1,18% hasta los 18.606 puntos. Trazó vela roja con amplia sombra superior tras la sólida y extensa vela verde previa. El fulgurante impulso del italiano ya muestra cinco subondas en su vertiginosa ascensión. Y esa última figura pide a gritos un descanso tras el aniquilador ataque de las Legiones. Será complicado que puedan romper las resistencias sobre los 19.062/216 puntos sin reponer fuerzas, después de cumplir como un relámpago con la citada proyección. El primer soporte inmediato queda sobre los mínimos del martes en los 18.238 puntos. Hasta ahí puede consolidar el Mibtel sin nada cambie en el estricto corto plazo.

ALCANZA LA PROYECCIÓN. La espectacular Vuelta en V trazada en el Mibtel cumplió ayer prácticamente con la proyección del Doble suelo hasta los 19.022 puntos. La brutal ascensión del italiano ha dejado cinco claras subondas en la vertical pared levantada. Avisa de agotamiento y señala un posible descanso consolidativo antes de enfrentarse a la resistencia de los 19.062216 puntos. ampliar foto
ALCANZA LA PROYECCIÓN. La espectacular Vuelta en V trazada en el Mibtel cumplió ayer prácticamente con la proyección del Doble suelo hasta los 19.022 puntos. La brutal ascensión del italiano ha dejado cinco claras subondas en la vertical pared levantada. Avisa de agotamiento y señala un posible descanso consolidativo antes de enfrentarse a la resistencia de los 19.062/216 puntos.

Mucha fortaleza y poco agotamiento delata el soberbio giro del Dax, tras romper la resistencia del medio plazo sobre los 10.802 puntos. Los blindados lograron alcanzar el pasado martes los 11.300 puntos, y ayer apenas cedieron terreno tras el golpe bajista asestado en nuestro continente. Parecen dispuestos a completar la proyección mínima sobre los 10.400 puntos por rotura del Lateral de los últimos meses y su Doble suelo entre los 10.189/10.802 puntos. El germano limitó el descenso a un -0,35% hasta los 11.244 puntos, trazando Peonza de exiguo cuerpo real rojo y sombra superior. Una pequeña figura de consolidación tras la robusta vela verde previa. Mientras mantenga los 11.141 puntos, el Dax tendrá plenas opciones de acabar con la citada proyección y quizás alcanzar la parte superior del Canal alcista desarrollado el presente año sobre los 10.500 puntos.

Poco inquieta el contragolpe bajista de ayer en el Cac. El francés cedió un -0,72% hasta los 4.769 puntos, tras alcanzar el martes los 4.807 puntos. Trazó vela roja con sombra superior tras hueco a la baja de apertura, y después de la rotunda vela verde previa. No damos credibilidad al intento de los osos de desarrollar un Harami bajista. Más nos parece una figura de consolidación, antes de terminar con la proyección mínima sobre los 4.911 puntos por rotura del Lateral de los meses previos y su Doble suelo entre los 4.310 y los 4.607 puntos. Soporte inmediato sobre los 4.746 puntos

Tampoco parece muy preocupante el descenso ayer del -0,77% en el Eurostoxx hasta los 3.211 puntos, tras alcanzar el portentoso ataque de los toros los 3.239 puntos el día previo. Como en el resto de homólogas, todo apunta a que acabará la proyección mínima hasta los 3.300 puntos, por rotura del Lateral iniciado el pasado verano y el Doble suelo entre los 2.922/29 y los 3.101/09 puntos. Después del limitado hueco a la baja de apertura, trazó vela roja con exiguas sombras en ambos extremos tras la sólida figura verde previa. Mientras los osos no echen abajo los 3.193 puntos, no tendrán la más mínima opción de detener la vertical ascensión del selectivo europeo.

ÚLTIMA ZONA. La subida libre absoluta en el S&P 500 alcanzó esta semana la resistencia creciente sobre los 2.270 puntos. Superando este nivel, los alcistas no tendrían más referencias de dificultad tras la impresionante Vuelta en V dada desde el soporte de los 2.111 puntos. ampliar foto
ÚLTIMA ZONA. La subida libre absoluta en el S&P 500 alcanzó esta semana la resistencia creciente sobre los 2.270 puntos. Superando este nivel, los alcistas no tendrían más referencias de dificultad tras la impresionante Vuelta en V dada desde el soporte de los 2.111 puntos.

Al contrario que sus homólogas, el Footsie está encontrando arduas dificultades para superar los 7.000 puntos y dejar atrás la clavicular del antiguo HCH invertido del corto plazo sobre los 6.928/37 puntos. El británico no logra despegar con fuerza hacia los máximos históricos en los 7.122/29 puntos, a pesar del pared vertical levantada por los alcistas en Europa. Ayer acabó con limitado descenso del -0,28% hasta los 6.949 puntos, trazando pequeña y sólida Peonza roja tras la sólida vela Penetrante alcista previa. Por debajo de los 6.875/77 puntos, los alcistas podrían perder la directriz bajista del estricto corto plazo, conquistada la pasada semana. Alejaría sus opciones de asaltar los máximos históricos y abrirían de nuevo la puerta a un contraataque bajista al soporte de los 9.654/65 puntos.

También fue ayer cuando se detuvo la descomunal ascensión en Wall Street, tras la decisión de la Reserva Federal de subir un cuarto de puntos los tipos de interés. Con todo, los descensos fueron limitados y de momento no ponen en jaque la espectacular subida libre absoluta alcanzada en los tres grandes selectivos. Lo más relevante fue ver como el S&P 500 se detenía sobre la resistencia creciente en los 2.270 puntos y cerraba con descenso del -0,81% hasta los 2.253 puntos. Trazó sólida vela roja con sombras en ambos extremos. Por su parte, el intratable Dow Jones apenas se dejaba un -0,60% hasta los 19.792 puntos, después de rozar los 20.000 puntos esta semana. Dejaba trazada vela de limitado cuerpo real rojo y sombras en ambos extremos, siendo la superior de mayor longitud. No parece una figura de vuelta convincente como para frenar el despiadado giro en V desde los 18.000 puntos. El descenso en el Nasdaq Composite quedaba limitado a un -0,50% hasta los 5.436 puntos, trazando vela roja con mínimas sombras en ambos extremos. Aunque la tecnología sigue sin mostrar el ímpetu de sus homólogas, mantiene sin problemas los últimos altos históricos superados sobre los 5.340/42 puntos.

Normas
Entra en EL PAÍS