Breakingviews
Logotipo de Yahoo Mail, en un smartphone.
Logotipo de Yahoo Mail, en un smartphone.

La compra de Yahoo por Verizon, en duda

El hackeo de 1.000 millones de cuentas de usuarios hace más fácil que se rompa el acuerdo

El acuerdo alcanzado por la CEO de Yahoo, Marissa Mayer, para vender el negocio principal del grupo a Verizon por 4.600 millones de euros ya estaba en cuestión después de revelarse en septiembre que 500 millones de cuentas de usuarios podrían haber sido hackeadas. El miércoles, Yahoo detectó otra intrusión en 1.000 millones de cuentas (no es una errata), la más grande de la historia. Para Verizon es cada vez más fácil –y aconsejable– alejarse.

Qué sabía Yahoo, y cuándo, sobre el primer hackeo es importante en el contexto de la venta. La compañía de Mayer debería haber revelado esas cuestiones cuando firmó el acuerdo en julio, si las sabía. La aparición de un problema tan grande poco después llevó a Verizon a reexaminar el precio del acuerdo y tal vez también a valorar sus opciones de retractarse.

En algún momento, el apetito de la teleco por tener presencia online será superado por la publicidad negativa, y por los recelos de sus accionistas

No es fácil salirse de un acuerdo de fusión. Verizon tendría que demostrarque los problemas de ciberseguridad han creado para el negocio lo que legalmente se conoce como efecto o cambio material adverso. A veces amenazar con ir a juicio permite renegociar el contrato, pero no se conocen casos que lo hayan llevado a la práctica. Sin embargo, este segundo hackeo, y que Yahoo no consiguiera detectarlo pronto, hacen más fácil el caso, si Verizon opta por la vía judicial.

En algún momento, el apetito de Verizon por tener presencia online será superado por la publicidad negativa, y, quizás, por los recelos de sus propios accionistas. Aunque los activos de internet en cuestión están bien, no es que no tengan rival. 1.000 millones de hackeos podrían acabar con un acuerdo histórico para Yahoo.

Normas
Entra en EL PAÍS