Conducción autónoma
Vista del logotipo de Google, en la sede de su empresa en Nueva York (Estados Unidos).
Vista del logotipo de Google, en la sede de su empresa en Nueva York (Estados Unidos). EFE

Waymo, la nueva apuesta de Google por el coche autónomo

El proyecto de coche autónomo de Google renacerá como Waymo, una entida independiente dentro del gigante de la tecnología

El proyecto de coche autónomo de Google renacerá como Waymo, una entida independiente dentro del gigante de la tecnología, ya que los ejecutivos sugirieron que la compañía está cerca de llevar su conducción autónoma al público.

Aunque no se han anunciado ofertas, el movimiento señala el deseo de finalmente monetizar la valiosa investigación de la compañía en medio de la feroz competencia de una veintena de rivales que compiten por ser los primeros en lanzar automóviles autodirigidos listos para la producción.

El programa de alta prioridad para Google, ahora en su séptimo año, ha estado a la vanguardia de la tecnología autodidacta, pero ahora es desafiado por compañías como Uber Technologies, Apple y las compañías tradicionales en una industria de rápido crecimiento.

"Es una indicación de la madurez de nuestra tecnología", dijo John Krafcik, director ejecutivo de Waymo, a los medios en una conferencia de prensa en San Francisco. "Podemos imaginar nuestra tecnología de auto-conducción siendo utilizada en todo tipo de áreas". El movimiento demuestra a ojos de Krafcik "la confianza de que estamos cerca de llevar esta (tecnología) a mucha gente". 

A ojos del director ejecutivo, se ha llegado a un punto de inflexión un punto que llegó en octubre de 2015, cuando uno de los automóviles de conducción automática de la compañía dio el primer paseo totalmente autónomo en Austin, Texas, con un conductor invidente como único pasajero del coche.

Normas
Entra en EL PAÍS