Productos
Fotografía cedida por Banco Santander de la presidenta de grupo Santander, Ana Botín. EFEBanco Santander
Fotografía cedida por Banco Santander de la presidenta de grupo Santander, Ana Botín. EFE/Banco Santander EFE

Santander cambia condiciones de la cuenta 1,2,3 para cobrar comisiones

Obliga al cliente a contratar una tarjeta de crédito por lo que cobrará otros tres euros al mes.

Banco Santander sigue la corriente del resto de entidades que han tenido que modificar a la baja las condiciones de las ofertas de sus cuentas, aunque en el caso del banco que preside Ana Botín con modificaciones. Así, mientras que el resto de entidades han bajado la remuneración de lo que ofrecían por estas cuentas, sobre todo por domiciliar la nómina, Santander ha subido el cobro de comisiones.

Santander ha decidido adaptar los requisitos para que los clientes se beneficien de la Cuenta 1,2,3 y obligará a realizar, al menos, un pago con tarjeta de crédito. De esta forma, obliga al cliente a contar con la tarjeta de crédito, además de la de débito, por lo que cobrará una comisión adicional de tres euros al mes, que se suman a los tres euros que el cliente paga por la cuenta 1,2,3.

Estos cambios entrarán en vigor a partir del 12 de febrero. Se mantienen, no obstante, los requisitos de domiciliar la nómina o la pensión, tres recibos y realizar seis movimientos al trimestre.
Así, a partir de ahora, los clientes que quieran beneficiarse de este producto tendrán que realizar, al menos, uno de esos movimientos con tarjeta de crédito, excluida la extracción de efectivo en cajeros.

Esta decisión se produce tras el anuncio de la entidad de lanzar una nueva estrategia de medios de pago “con el objetivo de generar una mayor vinculación con sus clientes, favorecer el crédito y mejorar la calidad del servicio”. De este modo, los titulares de la cuenta 1,2,3, Día a Día y Clásica, tendrán acceso a tres tarjetas (débito, crédito y revolving) asociadas a su cuenta por una tarifa única de tres euros al mes.

Además, la entidad ofrecerá una nueva línea de crédito en tarjetas por 16.000 millones para 2,5 millones de clientes, con un importe medio superior a 5.000 euros.

Los analistas calculan que la cuenta 1,2,3 le cuesta al año a Santander entre 400 millones a 500 millones, algo que con los tipos de interés al 0%, no le resultaba muy rentable, aunque logre vincular más al cliente. Ya cambió hace unos meses las condiciones de la cuenta en UK.

Normas
Entra en EL PAÍS