España, el mejor país para que un inmigrante emprenda

España, el mejor país para que un inmigrante emprenda

El perfil del emprendedor inmigrante es el de una persona con alto nivel de formación, que viene a emprender a nuestro país tras haber detectado una oportunidad en el mercado

Según un informe realizado por IE Business School y Ria Money Transfer, España es el mejor país de Europa para los emprendedores inmigrantes, tanto por el número de proyectos que desarrollan, como por el rendimiento económico que obtienen.

España se consolida así como el centro neurálgico mundial para los emprendedores que desarrollan servicios de pago, siendo los filipinos los que solicitan créditos por mayor importe para poner en marcha sus empresas y los colombianos los que obtienen mayores beneficios económicos.

Del informe también se desprende que las mujeres inmigrantes tienen más éxito que los hombres, aunque el número de emprendedoras extranjeras es significativamente menor y ellas tienden a ser más conservadoras respecto al riesgo. También obtienen mayores rendimientos económicos los inmigrantes que han conseguido la nacionalidad española frente a los que no la tienen, probablemente porque los nacionalizados tienen mayor acceso a financiación.

Por otro lado, el éxito económico de los emprendedores viene marcado por distintas variables, como son los factores económicos y lingüísticos y por la distancia geográfica que los separan. Según el Director Académico del Programa de Doctorado de IE Business School y autor del informe, Julio de Castro, los inmigrantes extranjeros que deciden emprender en España tienen un alto nivel de formación y vienen motivados por la existencia de oportunidades de mercado en el país.

En cuanto a la financiación para poner en marcha sus proyectos, el 59% de los encuestados reconoce que los fondos iniciales procedían íntegramente de sus propios ahorros o de préstamos de familiares, mientras que sólo el 18% de los emprendedores extranjeros utilizaron una fuente de financiación complementaria.

Respecto al modelo de negocio, la mayoría de los inmigrantes ha optado por iniciar su actividad en el sector de envío de remesas, en la ayuda social entre inmigrantes, en el ámbito de la tecnología, en especial la venta y reparación de ordenadores y teléfonos móviles, en la oferta de productos propios del país de origen y en el sector del comercio minorista.

El informe llega a la conclusión de que las perspectivas de los emprendedores inmigrantes son muy positivas, ya que el 74% de los entrevistados admiten querer crecer en sus negocios e incluso planean expandirse.

Normas
Entra en EL PAÍS