Automoción
Citroën
El modelo Cactus expuesto en París

“El Citroën C4 Cactus ha superado nuestras previsiones de ventas”

La enseña francesa ha presentado la nueva generación del C3.

Es la renovación de un modelo que supone el 20% de sus ventas en Europa.

Anoche, en Barcelona, la enseña francesa Citroën puso de largo su nuevo lanzamiento, la nueva generación del C3, “el primer nuevo vehículo de volumen y relevancia de los últimos dos años”, señaló su directora general Linda Jackson en un encuentro con prensa internacional.

Las expectativas son altas: el modelo anterior representa una de cada cinco ventas de la empresa en Europa, es decir, el 20% de sus matriculaciones. Aunque no han fijado una cifra objetivo de entregas para este vehículo, Jackson sí reconoce que aspiran a “como mínimo, mantener o incluso superar la cuota de mercado que este modelo tiene en cada uno de los países”, todo un reto para la nueva generación de un modelo que ha vendido 3,5 millones de unidades.

“El C3 es el inicio de una ofensiva real de productos que protagonizará la enseña en los próximos años”, afirmó Jackson. La directora general confirmó que sacarán al mercado “cuatro modelos nuevos en los próximos dos años”. Con ellos, pretenden conseguir un crecimiento global de las ventas del 30%.

Junto al C3, el primero de estos nuevos modelos, la compañía lanzará un todocamino (SUV, por sus siglas en inglés) basado en su prototipo AirCross, presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt del año pasado. El primer mercado en recibir este modelo será China el año que viene y la empresa confirmó que también llegará a Europa, si bien no quisieron precisar si será al año siguiente.

Posteriormente, vendrá un lanzamiento cada año hasta completar los ocho modelos internacionales que quieren que componga su cartera completa. “Serán siluetas iguales para varios mercados porque queremos concentrar nuestros esfuerzos y ser competitivos”, afirmaron.

En este reposicionamiento de la marca Citroën como “generalista, basada en el diseño y en el confort”, está teniendo un papel de mucha relevancia el Citroën C4 Cactus. “Es un coche muy importante para España [se fabrica en la planta del grupo en Madrid] y para la compañía porque marca el inicio de la nueva estrategia”, explicó Jackson.

“El vehículo ha superado en un 15% nuestras previsiones de ventas. Era un coche que se pensó europeo y ya se vende en Japón, Australia, Argelia o Chile”, destacó Jackson, que certificó su futuro si bien “aún es pronto para pensar en renovación”.

Lo que sí está a punto de renovarse es la red de puntos de venta, según explicó la compañía. “Los concesionarios existentes se mantendrán con algunas renovaciones pero aparecerán las Maison Citroën”, explicó Jackson.

Estos nuevos establecimientos estarán en el centro de las ciudades, preferentemente, y se construirán al estilo flagship o tienda icónica “como están haciendo Tesla, Mini, Smart o Apple”. Aunque serán más pequeños que los concesionarios habituales, están orientados a generar experiencias con el usuario.

Respecto de la introducción de las nuevas tecnologías, Jackson afirmó que no tendrán otro nuevo modelo puramente eléctrico “hasta 2020, al menos”. El director de estrategia de la marca, Maxime Peugeot, señaló que “ya contamos con el e-Mehari o el C Zero pero estamos trabajando en una mayor electrificación para el futuro”.

En cuanto a la conducción autónoma, Peugeot señaló que “el grupo PSA ya ha realizado su primer viaje sin piloto en el trayecto Madrid-Vigo” y que Citroën tiene acceso a todas estas tecnologías del grupo. “Tendremos un autónomo pero no antes de cinco años”, explicó.

Normas
Entra en EL PAÍS