Breakingviews
Obama y Renzi, el martes.
Obama y Renzi, el martes.

A Renzi no le basta el apoyo de Obama

El primer ministro de Italia perderá el referéndum sobre el Senado, según las encuestas

Al antihéroe de Italia no le basta con el respaldo de Barack Obama. Las reformas de Matteo Renzi han sido elogiadas por el presidente de EEUU, pero las encuestas sugieren que el florentino, cuyas reformas más importantes serán sometidas pronto a referéndum, encara una recepción mucho gélida en su patria.

Los italianos votarán en diciembre sobre si se debe permitir que Renzi debilite el poder del Senado y recupere poder de las regiones. Las encuestas de Reuters sugieren que lo perderá. El ex primer ministro Mario Monti ha criticado abiertamente los planes del actual mandatario.

Si Renzi pierde el referéndum, su posición se pondrá complicada. La izquierda y la derecha pueden echar a Renzi, o mantenerlo en un estado de debilidad hasta las próximas elecciones. Entonces podrán formar una coalición para mantener fuera al radical Partido Cinco Estrellas.

El presidente de EE UU ya ha estado otras veces en el lado equivocado de la historia, como en el 'brexit'

Para los mercados, un Renzi con fecha de salida sería muy negativo. Podrían subir los diferenciales de los bonos, aunque probablemente no por encima de los 200 puntos que había cuando Renzi tomó el poder, en 2014. A pesar de su autoproclamado mandato para el cambio, ya ha tenido que hacer concesiones. Perdió la oportunidad de reducir los impuestos más rápido para reactivar la economía, y podría haber hecho más para reducir gastos innecesarios.

Luego están los bancos. Aunque Renzi no ha sido capaz de solucionar adecuadamente el problema de deuda de Monte dei Paschi, debido a que algunos de sus bonos subordinados están en manos de los inversores minoristas, al menos ha dado algunos pasos. Sus reformas constitucionales, y su deseo de sacudir Italia, son necesarios. Con su alto nivel de deuda y el lento crecimiento, no hacer nada no es una opción.

En cuanto a Obama, ya ha estado otras veces en el lado equivocado de la historia. Su amenaza al Reino Unido de que estaría al “final de la cola” de los acuerdos comerciales si dejaba la UE no impidió que los votantes optaran por el brexit. Para Renzi, sus elogios pueden ser lo mejor que consiga.

Normas
Entra en EL PAÍS