Mercado inmobiliario
Radiografía del sector de materiales de la construcción Ampliar foto

La recuperación de la vivienda impulsa el sector de los materiales

Ladrillos, hormigón y aislantes aumentan producción y ventas frente a la caída del cemento

Las empresas temen que la ausencia de Gobierno ralentice más la obra pública

Después de ocho años de durísimo ajuste en el sector de los fabricantes de materiales de construcción, el año 2015 y lo que va de este parecen confirmar que lo peor ha quedado atrás. La concesión de visados para edificar nuevas viviendas cerró ya en 2014 en tasas positivas, después de haberse reducido a la mínima expresión. Así, se pasó de iniciar más de 865.000 casas en 2006, en plena vorágine del boom inmobiliario, a poco más de 30.000 en 2013 y 2014; es decir, hace dos años que apenas se edifica un 3,4% del máximo de la serie. Son cifras tan bajas que eso explica que los crecimientos que se están produciendo en la actualidad sean tan abultados, de más del 40% de promedio. “Pero son crecimientos, al fin y al cabo; y eso supone dejar atrás una etapa de constantes caídas”, comentan desde una de las patronales del sector constructor.

De esta forma, el regreso de las ventas de pisos sobre plano y la recuperación de la actividad promotora han supuesto un alivio para la industria auxiliar de los fabricantes de materiales, si bien todavía se encuentran lejos de los volúmenes que alcanzaron antes de la crisis. Hispalyt, la Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida, acaba de publicar el cierre del sector en 2015. En su informe, se constata que en materia de producción, las empresas cerraron el año pasado con un volumen de 4,1 millones de toneladas de ladrillos y tejas fabricadas, un 5,13% más que el año anterior, pero todavía un 85% por debajo de la marca obtenida en 2007, cuando produjeron 28,8 millones.

El ejercicio pasado fue el primero desde que comenzó la crisis en el que se experimentó una subida en la facturación respecto a 2014. Desde esta patronal admiten que esta mejoría es aún muy leve y no esperan que los datos de este ejercicio sean mucho mejores, “dado que la actual situación de inestabilidad política y la falta de Gobierno están influyendo de forma negativa en la recuperación de la construcción, al generar inseguridad entre los inversores nacionales y extranjeros”.

  • Parón licitador

Otro de los productos que se ha visto beneficiado por el incremento en la construcción de casas fue el hormigón, cuya producción aumentó el pasado ejercicio un 2,7% después de ocho años de caídas. La patronal de este sector, Anefhop, asegura que 2015 concluyó con una producción de 16,3 millones de toneladas, ligeramente por encima de los 15,9 millones de un año antes, pero todavía muy lejos de los 97,9 millones que alcanzó en 2006, máximo de la serie.

La historia se repite en el caso de la industria azulejera, que creció el pasado ejercicio de forma moderada, un 3%, con un volumen de fabricación de 437 millones de metros cuadrados. De hecho, España es el primer productor de azulejos de la UE y el primer exportador, según recuerda la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer).

Los productores de áridos, como la grava, representan a otro de los segmentos de la industria de materiales de construcción que ha visto cómo su producción revertía la tendencia en 2015 y recuperaba tasas positivas. En su caso, el crecimiento fue del 4,8%, aunque con variaciones territoriales importantes. Asegura la patronal Anefa que para este año las estimaciones son contradictorias, ya que “el parón licitador de las Administraciones, que fue del -21,3% en 2015, compromete las perspectivas de reactivación”. Si además se retrasa más allá del otoño la formación de Gobierno o se repiten las elecciones, las empresas temen que se ralentice aún más la recuperación de la obra pública.

Por último, de nuevo la cara y la cruz de esta importante industria auxiliar de la construcción. Mientras los fabricantes de lanas minerales aislantes lograron el año pasado un aumento de sus ventas del 15,27%, el consumo de cemento, principal materia prima del sector e indicador adelantado de la economía, cerró 2015 con un repunte del 5,7%, pero a junio acumula de nuevo un descenso del 2,3%, muy castigado por la falta de obra civil.

 

El ‘salvoconducto’ de la exportación

La crisis iniciada en 2008 ha costado al sector de los fabricantes de materiales de construcción nada más y nada menos que el 24,6% de sus empresas, al haber pasado de un total de 46.639 compañías en 2008 a una cifra de 35.137 el pasado ejercicio, según los últimos datos recabados por la Confederación Española de Asociaciones de Fabricantes de Productos de Construcción (Cepco).

Además, esta industria acumula una pérdida de empleo hasta el segundo trimestre de este año de 281.000 trabajadores, inferior al máximo de la serie, de más de 350.000 empleados, alcanzado en 2013. No obstante, las cifras podrían ser aún peores (su tasa de paro es del 15,12%, 4,8 puntos por debajo de la media nacional) si no hubiera sido por la apuesta de estas empresas por salir al extranjero. Hasta mayo, estos fabricantes exportaron materiales por valor de 9.126 millones, un 3% más que un año antes y el 8,6% de todas las ventas españolas al exterior.

Normas
Entra en EL PAÍS