Telecos
Eduardo Taulet, consejero delegado de Yoigo.
Eduardo Taulet, consejero delegado de Yoigo.

Yoigo resuelve su contrato de ‘roaming’ con Telefónica y lo saca a concurso

La teleco asegura no tener planes de subir tarifas tras la fusión con MásMóvil.

Defiende que se mantengan las tres marcas (MásMóvil, Yoigo y Pepehone).

El consejero delegado de Yoigo, Eduardo Taulet, desveló hoy que su compañía no renovará el contrato de roaming nacional que tiene con Telefónica hasta el próximo 31 de diciembre. El directivo achacó la decisión al “alto coste” del actual acuerdo, que fue negociado hace cuatro años, cuando la posición de su compañía no era tan fuerte como lo es ahora. A su juicio, las condiciones de la empresa que preside José María Álvarez-Pallete no son “óptimas” y ha empezado a negociar un nuevo contrato con los tres operadores de red: Vodafone, Orange y la propia Telefónica.

Taulet insistió en que la compañía hará todo lo posible para “reducir al máximo” el precio del contrato, pues según aclaró el actual es el mayor componente de su cuenta de costes, con más de 100 millones de euros al año, por lo que reducir de forma “sustancial” su importe permitirá un aumento considerable del Ebitda de la compañía el próximo año.

Ante la nueva negociación, Taulet fue muy directo: “Por el gasto que hacemos, me gusta que me traten bien y que me hagan la pelota. No sólo que el precio sea más barato”, dijo mientras recordaba que Yoigo es uno de los mayores clientes que puede tener hoy un operador de red en España. “Por ello queremos que nos traten como cliente privilegiado”.

El directivo, que matizó que está “encantado” con el servicio que le ha dado Telefónica, no se mostró preocupado ante la negociación del nuevo contrato. “Los tres operadores han mostrado interés en presentar ofertas y estamos convencidos de que lograremos importantes ahorros”.

Capacidad para competir

Taulet defendió la pertinencia de que sea el actual equipo directivo de Yoigo el que negocie el nuevo contrato, pues aunque la compañía está en proceso de ser comprada por MásMóvil (aún debe ser aprobada por el regulador), mientras esta no se formalice cada una debe renegociar sus contratos. “No se puede hacer una negociación conjunta por temas de competencia. Además, cada empresa tiene distintos acuerdos de roaming con diferentes vigencias (Pepephone con Telefónica y MásMóvil con Orange)”, concluyó el ejecutivo.

Sobre la compra de Yoigo, defendió que es “una buena operación para los accionistas, empleados y clientes, porque se resuelve la incertidumbre del futuro de la compañía y genera un cuarto operador convergente con capacidad para competir con los grandes.

La televisión, no es crítica

Taulet, que se mostró partidario de que en el nuevo grupo se mantengan las tres marcas (MásMóvil, Yoigo y Pepehone), aseguró que “no está en los planes” de su compañía subir las tarifas a sus clientes a cambio de nuevos servicios, como están haciendo otros operadores. “No es nuestra intención y hasta ahora no lo hemos hecho nunca”, dijo cuando se le preguntó sobre si la fusión con MásMóvil tendrá un impacto en la política de precios de Yoigo. Aún así, Taulet dijo que es imposible asegurar lo que harán totalmente, “pues las condiciones de mercado son cambiantes y una vez que se produzca la integración se tendrá que definir la oferta comercial”.

El directivo destacó que no van a entrar en “el juego de comprar contenido, paquetizarlo, regalarlo a algunos clientes y obligarnos a subir tarifas a los demás para pagar la fiesta. No lo haremos”, dijo, “y hemos demostrado que con nuestros resultados que no es crítico ofrecer televisión para tener éxito en el mercado. Es un mercado complejo, donde hace falta escala y con rentabilidad dudosa”. Ello no quiere decir, precisó Taulet, que no vayan a llegar a acuerdos con proveedores de contenidos por internet, “pero esto es una estrategia diferente”

Sus ingresos suben un 6,2% hasta junio

Los ingresos de Yoigo crecieron un 6% en el primer semestre frente al mismo periodo del año anterior hasta alcanzar los 429 millones. En el mismo periodo, su beneficio bruto de explotación (ebitda) subió un 52%, hasta 41 millones. En el último trimestre sus ventas sumaron 210 millones un 62% más que en el segundo trimestre de 2015 y ha incrementado los ingresos por servicios en un 6%, alcanzando un ebitda de 28 millones, un 62% más.

Este crecimiento se ha debido, según explicó Taulet, al aumento de clientes con contrato, al incremento sostenido del ingreso medio por cliente y a la reducción de los gastos de comercialización y de los costes operativos (se cayeron un 4%). El directivo aclaró que el número de clientes con contrato se elevó un 6% hasta los 2,3 millones a 30 de junio, mientras el de usuarios prepago se redujo en un 23% hasta quedar por debajo del millón, lo que supone ya menos del 30% de su base total de clientes (a final de 2015 rondaba el 40%).En conjunto, el número de clientes alcanzó los 3,26 millones, un 5% menos que hace un año. Taulet destacó que “Yoigo ha recuperado el ARPU previo a la crisis (16,4 euros al mes) y lo ha hecho siendo el único operador de red que no ha subido sus tarifas”.

En cuanto a las portabilidades, entre abril y junio, Yoigo obtuvo por quinto trimestre consecutivo un saldo neto positivo, alcanzado las 12.000 líneas, con lo que acumuló 48.000 en los seis primeros meses del año y superó las logradas en todo 2015.

El directivo explicó también que sigue desarrollando el plan de ampliación y mejora de su red. Yoigo completó el pasado trimestre la modernización de su red (con la instalación de más de 1.600 equipos 4G) y ya da cobertura a un 84% de la población con esta tecnología. Además, acaba de adjudicar a Ericsson el despliegue de 300 nuevos nodos, y mantiene abierto un concurso para la extensión de su red en otros 5.200 emplazamientos por toda España.

Normas
Entra en EL PAÍS