Cuentas públicas
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, José Luis Escrivá, durante su intervención en el curso de la UIMP y la APIE: "Qué hemos aprendido de la crisis".
El presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, José Luis Escrivá, durante su intervención en el curso de la UIMP y la APIE: "Qué hemos aprendido de la crisis". EFE

La Autoridad Fiscal tiene la fórmula para ahorrar 10.000 millones

José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIRef), José Luis Escrivá, ha cargado contra la ejecución presupuestaria del Gobierno y ha asegurado que la ley de gasto -que impide aumentar el gasto público más allá de una tasa de referencia basada en el crecimiento de la economía española- no se cumple.

"Las reglas estan para cumplirlas y, si son demasiado estrictas, deben modificarse", ha sentenciado.  De ahí que la prima de riesgo de la deuda española a 10 años, en torno a los 150 puntos básicos, sea superior a la italiana, que se sitúa alrededor de los 140 puntos básicos.

El representante de la AIReF, en el curso sobre ¿Qué hemos aprendido de la crisis? organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y la APIE y patrocinado por BBVA, ha asegurado que si España gozara de un tipo de interés en la deuda similar al de Bélgica, que paga en torno al 0,5% por los bonos a 10 años, España se ahorraría en torno a 10.000 millones de euros en intereses a largo plazo, cuando ahora paga alrededor de 30.000 millones, con el bono a  una década en el 1,5%.

La debilidad estructural de España, aunque ha mejorado, sigue siendo evidente, según el presidente de la AIReF. "Tenemos que tomar nuestras propias decisiones para reforzar la economía española y superar sus debilidades en una zona euro que va a seguir siendo imperfecta", ha asegurado.

Escrivá ha vuelto a insistir en que es imposible llegar a un equilibrio prespuestario en el medio plazo. Sus cálculos son que el déficit, sin medidas, se situará en el 2% del PIB en 2019. Para el año pasado, el objetivo estaba en el 4,2% y cerró en el 5%. La mayor parte de ese desequilibrio dependería del gasto de las pensiones (alrededor del 60%) y el resto, de las comunidades autónomas.

La Autoridad Fical considera que la Ley Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera de Disciplina Fiscal tendrá que ser reformada y se ha lamentado de que la regla de gasto no se cumpla: "Su aplicación hubiera limitado sensiblemente el crecimiento de la deuda pública en España, permitiendo  disponer de márgenes para aplicar política de etabilización en la crisis".