Tecnología
Los gigantes tecnológicos sacan músculo para futuras adquisiciones Ampliar foto

Los gigantes tecnológicos sacan músculo para futuras adquisiciones

Apple, Microsoft, Google, Cisco y Oracle tienen 450.000 millones

Un dinero que pueden encaminar hacia nuevas compras y asaltar otros negocios

Microsoft anunció este lunes un acuerdo para la compra de LinkedIn por 26.200 millones de dólares (unos 23.200 millones de euros). Es la mayor adquisición de la historia de la compañía de Bill Gates (por encima de los 9.000 millones pagados por Skype) y la tercera de la industria tecnológica, por detrás de la compra de EMC por parte de Dell, valorada en 67.000 millones, y de la adquisición de Compaq por parte de HP. Microsoft, además, supera los 19.100 millones que Facebook pagó por WhatsApp.

La transacción sobre LinkedIn es una muestra más del poderío financiero de Microsoft y del conjunto de los gigantes tecnológicos de EE UU, los mayores del mundo. Las cifras son muy claras. Según las estimaciones de la agencia Moody’s, al cierre de 2015, Apple, Microsoft, Alphabet, Cisco y Oracle eran las cinco primeras empresas de EE UU en términos de liquidez y equivalentes, acumulando una tesorería de 504.000 millones de dólares (unos 450.000 millones de euros), un 30% del total de las empresas no financieras del país. El porcentaje es creciente, porque en 2014 tenían el 27% y en 2013 el 25%.

Dentro del sector, Intel y Qualcomm también estaban en el Top-10, mientras que Facebook, Amazon y la citada EMC estaban entre las 20 mayores.

Apple, con casi 216.000 millones de dólares, mantenía el 12,8% del total, mientras que Microsoft, con 102.600 millones, tenía algo más del 6%. En estas circunstancias, algunos medios financieros de EE UU recordaban ayer que la cifra comprometida por LinkedIn sería inferior al cash flow que la propia Microsoft genera cada año.

Con estos fondos, la capacidad de las tecnológicas para afrontar compras parece interminable. El mercado ha empezado las apuestas sobre cuáles pueden ser sus próximos objetivos. La revista Forbes apuntaba a empresas como Twitter, que se ha disparado en Bolsa tras el anuncio de la compra de LinkedIn, Box, Tableau y Pandora.

Lo cierto es que las cifras manejadas por las compañías del sector en los últimos tiempos dejan clara cuál ha sido la estrategia. Así, en los últimos diez años, los cinco gigantes tecnológicos han destinado más de 161.000 millones de dólares para un total de 491 adquisiciones: Microsoft, 55.500 millones para 108 compras; Oracle, 45.150 millones para 84 transacciones (BEA Systems fue la mayor); Google, 28.300 millones y 176 operaciones (Motorola Mobility fue la mayor); Cisco, 26.700 millones con 70 compras (NDS fue la mayor); y Apple, 5.500 millones para 53 compras (Beats fue la mayor).

Con estas operaciones, las compañías han buscado acceder a nuevas tecnologías que no podían desarrollar por sus propios medios, que podían complementar o impulsar su presencia en nuevos negocios. Por ejemplo, Google destinó parte de las adquisiciones a reforzar su crecimiento en el mundo de los sistemas operativos para móviles de la mano de Android.

Unas generosas retribuciones a los accionistas

El poder financiero de los gigantes tecnológicos se ha traducido también en ambiciosos planes de retribución a los accionistas a través de programas de recompra de acciones y de dividendos. Según las estimaciones de Moody’s, las tecnológicas lideraron las recompras de acciones en EE UU, con un total de 118.000 millones de dólares (unos 105.200 millones de euros), un 44% del total de los sectores.

Solo Apple destinó más de 36.500 millones de dólares a comprar títulos propios en el mercado. En abril pasado, el consejo de administración de la empresa de la manzana autorizó un incremento de 50.000 millones de dólares de sus planes de retribución a los accionistas. Apple prevé destinar hasta finales de marzo de 2018 un total de 250.000 millones de dólares a dividendos y recompra de acciones. Una cifra no igualada por ninguna compañía.

Alphabet, matriz de Google, se resiste de momento a pagar dividendos pese a las presiones de los inversores, que recuerdan que la compañía contaba con más de 75.200 millones de dólares en tesorería a final de marzo. La empresa, no obstante, mantiene su plan de recompra de acciones, al que destinó un total de 2.100 millones entre enero y marzo.

Microsoft, a su vez, devolvió a los accionistas un total de 6.400 millones de dólares en el último trimestre, a través de recompras de acciones y dividendos. El dividendo por acción trimestral de la compañía asciende a 0,36 dólares, un 125% más del importe que abonaba hace cinco años (0,16 dólares por título cada trimestre en 2011).

La empresa, en principio, no tiene intención de cambiar la retribución. Microsoft señaló que la compra de LinkedIn se financiará con deuda.

Compra de nuevas participaciones

Dentro de su poderío financiero, los gigantes tecnológicos también han tomado participaciones en empresas de internet, redes sociales y de la llamada economía colaborativa.

Entre otros movimientos, Microsoft tomó en 2007 una participación en Facebook, mientras que Apple invirtió más de 1.000 millones de dólares el mes pasado en la china Didi Chuxing, uno de los rivales de Uber.