Elecciones 26J
Manuel de la Rocha, secreatrio de Economía del PSOE.
Manuel de la Rocha, secreatrio de Economía del PSOE.

El PSOE prevé ingresar 20.000 millones con reformas fiscales

El PSOE prevé recaudar 2 puntos de PIB -más de 20.000 millones de euros- a través de la lucha contra el fraude y de una reforma fiscal que revisaría deducciones regresivas en el IRPF y la fiscalidad del ahorro, aunque ratifica que no subirá los impuestos a las clases medidas.

El secretario de Economía del PSOE, Manuel de la Rocha, ha afirmado durante una entrevista con Efe que “no hay margen para bajar impuestos” y que la “máxima prioridad” es implantar cuanto antes una Renta de Inserción para atender, con una ayuda de unos 426 euros, cerca de 720.000 hogares que no reciben ningún ingreso.

En este sentido, ha dicho que esta renta debería estar coordinada con las que otorgan las diferentes Comunidades Autónomas y que sería complementaria, y en ningún caso sustitutiva, de la ayuda de 426 euros a los parados de larga duración con responsabilidades familiares, cuya prórroga de un año fue convalidada recientemente en el Congreso.

Esta renta mínima tendría un coste de 6.000 millones de euros e iría acompañada de una ayuda adicional por hijo para “luchar contra la pobreza infantil”, que sería implantada “de forma inmediata” si el PSOE gobierna tras las elecciones del 26 de junio.

El responsable económico ve urgente aumentar los ingresos a través de un sistema impositivo que grave la riqueza y el medioambiente, y que incluya una tributación mínima para las grandes empresas.

Además, el PSOE revisará las bases imponibles para ampliarlas y acometerá una lucha “sin cuartel” contra el fraude fiscal.

En materia de impuestos, De la Rocha ha insistido en que el PSOE “no penalizará a los trabajadores” y ha dicho que en el IRPF revisarán las deducciones más regresivas para ampliar las bases imponibles, y que el IVA cultural lo bajarán.

Otra de las prioridades de un gobierno del PSOE será aplicar un plan de Empleo durante cuatro años dirigido a parados de larga duración, mayores de 45 años y jóvenes sin formación.

El PSOE aboga por implantar tres tipos de contratos: uno indefinido para trabajadores estables, otro temporal de un año con renovación a 2 años y un tercero de formación y relevo para los jóvenes.

También ha incidido en que el sistema de pensiones debe ser revisado y ha remitido al Pacto de Toledo la negociación del recargo de solidaridad que propone el PSOE para financiar estas prestaciones a través de impuestos a la riqueza y a las rentas del capital.

A todas estas medidas hay que sumar el alza del Salario Mínimo Interprofesional que el PSOE garantiza que subirá un 4 % en 2016 y que lo igualará en dos legislaturas al salario medio español.