Concentración en el 'ecommerce' europeo
Las mayores ventas 'startups' en España Ampliar foto

Vente-Privee compra Privalia ante el empuje de Amazon y Alibaba

Nueva venta millonaria de una startup española. El outlet online de moda Privalia, fundado en 2006 en Barcelona por Lucas Carné y José Manuel Villanueva, ha sido adquirido por Vente-Privee, su rival francés que inventó en 2001 las ventas flash de ofertas por internet. Aunque ninguna de las dos empresas ha dado el monto de la operación, fuentes consultadas por CincoDías confirman que la compra se ha cerrado por unos 500 millones de euros. Se trata de la segunda mayor mayor compra de una startup en España, solo superada por el portal Ya.com, que fue adquirido Deutsche Telekom por 550 millones en el año 2000. Por detrás estarían las compras de Eresmas, Idealista, Infojobs, Ola Internet o eDreams, entre otras.

“Privalia, con ventas de 415 millones, en otro entorno de internet hubiera valido sobre los 1.000 millones, pero desgraciadamente, en comercio electrónico se factura mucho pero con poco margen y eso hace que, a partir de una vez facturación se pueda negociar. Además en el caso de Privalia, solo había tres compradores potenciales: Amazon, que lleva años tentando a Vente-Privee, sin llegar a un acuerdo, la japonesa Rakuten o la propia Vente-Privee”, dice a CincoDías el inversor Rodolfo Carpintier.

Según este experto, Amazon ha visto con la compra de la española BuyVip [otro outlet online] “de qué va el negocio y no es un vertical que este potenciando a pesar de que, en algún momento, será el comprador natural de Vente-Privee con la posible oposición de Rakuten”. Carpintier asegura que la operación de Privalia ha sido una buena venta. “De nuevo prueba el potencial de los emprendedores españoles y genera nuevos inversores para startups de internet”, dice.

La operación muestra la necesidad de los ‘ecommerce’ europeos por ganar tamaño

Para Fernando Aparicio, ex director general de Paypal España y actual director de Social Commerce de la consultora Amvos Consulting, especializada en la prestación de servicios de ecommerce, el contexto de la compra de Privalia es la obligación que tienen las empresas de gran tamaño europeas, como es el caso de Vente-Privee, por adquirir el tamaño suficiente para luchar contra sus grandes rivales de comercio electrónico americanos (Amazon, Ebay) y asiáticos (Alibaba), “con un transfondo rampante de globalización digital”.

“El esfuerzo de ampliar su gama de servicios a escenarios no sólo ligados a las flash sales sino al full price le pone en rumbo (obligado) de colisión con los rivales mencionados, y, para ello, necesita tamaño y dominio de mercados locales”, continúa.

La compra de Privalia prueba el potencial de los emprendedores españoles y genera nuevos inversores para startups de internet, según Rodolfo Carpintier

Según Aparicio, Privalia era la empresa que “quedaba libre” después de la compra de BuyVip por Amazon en octubre de 2010 por 70 millones, “así que el debate sobre si el precio es excesivo o no queda minimizado por la necesidad estratégica de la compra para poder competir con los sectores verticales que está desarrollando Amazon (Amazon Fashion) por un lado y con la plataforma dirigida a marcas que está testando Alibaba en EEUU, Honk Kong y Taiwan (www.wholesaler.alibaba.com)”.

Vente-Privee, fundada por Jacques-Antoine Granjon y participada por Qatar Holding y Summit Partners, facturó 2.000 millones en 2015, un 17% más que en 2014. Por su parte, Privalia, facturó 414,6 millones en 2014, según los últimos datos del Registro Mercantil, frente a los 364,8 millones de 2013. La firma española, que había captado unos 200 millones de euros en varias rondas de financiación, tuvo en 2014 unas pérdidas récord de 126 millones por la desinversión que hizo en la alemana Dress for Less. Entre sus inversores estaban los fondos General Atlantic, Sofina, Nauta Capital, Caixa Capital Risc, Highland, Insight e Index.

El grupo francés Vente-Privee, que hace unos meses compró también la firma belga Vente Exclusive y se acaba de hacer con una participación mayoritaria en la sociedad suiza Eboutic.ch, alcanzará una venta conjunta de unos 2.700 millones, según la publicación Ecommerce-news, lo que la sitúa por detrás de otro gigante europeo del ecommerce como es Zalando, que obtuvo el pasado año una facturación de 3.000 millones.

El fundador de Vente-Privee ha defendido las compras realizadas por su compañía argumentando que "con estas operaciones esperamos que nuestro negocio internacional crezca hasta el 40%". Actualmente, el 75% de sus ventas se generan en Francia. La empresa francesa también opera en Reino Unido, Austria, España, Holanda, Alemania, Italia y Bélgica. Por su parte, Privalia está presente en Italia, México y Brasil, además de en España.La adquisición de la empresa española supone la entrada de Vente-Privee en Latinoamérica.