Matridulaciones
Operarios de la fábrica de Seat en Martorell, que fabrica la versión eléctrica del Seat León.
Operarios de la fábrica de Seat en Martorell, que fabrica la versión eléctrica del Seat León.

Las ventas de vehículos ‘limpios’ se duplican en cuatro años

En el último año, las matriculaciones de estos automóviles han crecido un 56%.

Las cuotas de mercado aún se quedan por debajo del 2%

Es un pequeño goteo. Es una tecnología que cuesta. Pero la movilidad de bajas emisiones es uno de los grandes retos que encara la industria del motor, una tendencia de futuro en la que se juegan su desarrollo. Por eso, la apuesta es cada día más fuerte aunque las matriculaciones sean escasas.

Los fuertes apoyos están consiguiendo que los vehículos con combustibles alternativos (gas, híbridos y eléctricos) hayan duplicado sus ventas en los últimos cuatro años. Entre 2014 y 2015, las matriculaciones han crecido un 56%, desde los 16.713 automóviles comercializados en 2014 hasta las 25.406 unidades vendidas el año pasado.

Supone una cuota de mercado del 1,8% en el país. En 2011, las ventas eran de 12.304 automóviles, según los datos facilitados por la asociación española de fabricantes de coches Anfac.

La patronal achaca este incremento “a la mejora de las tecnologías y al impulso de los planes Movea”, que subvencionan la compra de los vehículos limpios y además, en el caso de los eléctricos, obligan al concesionario a asesorar y apoyar la instalación de un punto de recarga para el comprador. Además, pueden tener que sufragar hasta con 1.000 euros la instalación de esta recarga.

Sin embargo, la cuota de mercado española está muy lejos de la de otros países del entorno. Los automóviles de combustibles alternativos representan el 45% de la cuota en Letonia y más del 10% en el mercado polaco. En Italia, se acercan al 5% del total de las matriculaciones, según los últimos datos disponibles de la patronal europea de fabricantes de coches Acea.

“España tiene aún mucho potencial de crecimiento en este sector”, señala el director de comunicación de Anfac, David Barrientos. “La velocidad de penetración del vehículo eléctrico en sus inicios es 16 veces mayor que la que registraron los híbridos cuando entraron en el mercado. Hay mucho interés”, señala.

Para el portavoz de la asociación, “las nuevas generaciones son más prácticas y ven los beneficios de la tecnología limpia”, sobre todo los de la eléctrica, lo que aportará recorrido a las ventas en España. “Todas las marcas tienen ya uno o dos modelos electrificados.

"La tecnología ya es una realidad: la autonomía es cada vez mayor, las condiciones de uso son mucho más económicas y el mantenimiento de un eléctrico cuesta la mitad”. Barrientos destaca que, con las ayudas estatales, los precios de adquisición de un eléctrico “ya son competitivos con sus rivales de combustibles fósiles”.

Para Francisco Roger, socio responsable de Automoción en KPMG, “el dieselgate, el escándalo por el falseo de las emisiones contaminantes de los motores diésel de Volkswagen está acelerando el desarrollo y la entrada en el mercado de los vehículos eléctricos y de combustibles alternativos”.

Aun así, el despegue es lento. “Conseguir que estos modelos acaparen una cuota de mercado mundial por encima del 1% será largo pero van a crecer con las matriculaciones. Si se alcanzan los 100 millones de coches vendidos que se prevén a corto plazo, esto representa un millón de vehículos eléctricos matriculados, una cifra muy representativa”, detalla el experto.

España tiene una posición “privilegiada” en el desarrollo de los vehículos eléctricos, para Anfac, porque “es el único país en el mundo que fabrica cinco modelos enchufados y un híbrido”. “Esta experiencia puede ser clave cuando este mercado despegue y se necesiten más emplazamientos para la producción”, destaca Barrientos.