El consejero delegado de Microsoft visita por primera vez España
Satya Nadella, ayer en una conferencia con desarrolladores en Madrid.
Satya Nadella, ayer en una conferencia con desarrolladores en Madrid.

Satya Nadella: “La realidad virtual cambiará todas las industrias”

Satya Nadella ha visitado por primera vez España en calidad de consejero delegado del gigante del software, tras sustituir en el cargo a Steve Ballmer en 2014. El directivo, nacido en Hyderabad (India), visitó este martes de incógnito Barcelona, coincidiendo con el Mobile World Congress, donde según desveló esta mañana mantuvo reuniones con grandes clientes españoles. Este miércoles, y tras un viaje relámpago, participó en Madrid en una conferencia para desarrolladores de Microsoft, que reunió a 6.700 profesionales (5.000 por streaming). Allí, el directivo defendió el potencial de la realidad virtual, como ya hizo Mark Zuckerberg fundador de Facebook, durante su participación en la rueda de prensa de Samsung en la feria del móvil.

Nadella aseguró mientras enseñaba en una enorme pantalla las gafas de realidad virtual de su compañía, Hololens (un visor que permite ver hologramas superpuestos en la realidad e interactuar con ellos), que esta tecnología “va a cambiar la forma de hacer las cosas y ver el mundo”. Y animó a los desarrolladores españoles a explotar la realidad virtual y la realidad aumentada en su negocio.

El ejecutivo no avanzó la fecha de lanzamiento de estas gafas futuristas, pero se especula con que podría ser antes del verano. “Por primera vez vamos más allá de la pantalla. La unión de lo digital y lo real nos va a ofrecer nuevas formas de ver el mundo, y esta tecnología permitirá cambiar la medicina, el diseño industrial, la arquitectura, los videojuegos... Debéis tomar ventajas y aprovechar las oportunidades que os ofrecen estos nuevos medios”, dijo a su auditorio.

Según Nadella, las aplicaciones inmersivas en el entorno de la realidad aumentada están llevando lo digital al mundo analógico y ofrecerán innovadoras funcionalidades que cambiarán la forma de enseñar o la manera en que la gente colabora en el ámbito empresarial.

Reunión con clientes y visita a un colegio

Microsoft no ha querido desvelar con qué empresas se ha reunido Nadella ni en Barcelona ni en Madrid. Los únicos detalles que trascendieron de la agenda del ejecutivo fue su encuentro en Madrid con los responsables de la ONCE, para conocer la labor social de la entidad, y su visita al colegio marianista Hermanos Amorós de Carabanchel, también en la capital española, donde Nadella tuvo oportunidad de ver cómo este centro integra la tecnología en su día a día. Nadella experimentó junto con un grupo de alumnos el uso del juego Minecraft como herramienta para promover la creatividad, la colaboración y la resolución de problemas. Con esta visita, Nadella quiso dejar claro el compromiso e interés de Microsoft por el sector educativo.

El máximo responsable de Microsoft también animó a los desarrolladores españoles a explotar otros entornos prometedores como la inteligencia artificial o el aprendizaje automático, en un contexto en el que todo “estará conectado gracias a sensores”, aseguró. En opinión de Nadella, la tecnología será omnipresente: “El internet de las cosas, el modelo cloud de consumo de tecnología y la inteligencia de los datos, va a impulsar un cambio radical en la economía. La industria 4.0 revolucionará por completo la economía europea”, apuntó.

Nadella, que resaltó la movilidad y la nube como pilares estratégicos de Microsoft, destacó las grandes ventajas que ofrece Windows como plataforma para los desarrolladores. Así, recordó como la última versión del sistema operativo, Windows 10, les permite trasladar sus creaciones a diferentes dispositivos (tableta, consola, ordenador, smartphone y gafa de realidad virtual). “Ofrecemos a los desarrolladores un entorno flexible y rápido”, dijo, consciente de que para Microsoft es crucial atraer a este colectivo hacia su tecnología si quiere conseguir un ecosistema fuerte que le permita competir con Google y Apple.

“Los desarrolladores tenéis una gran oportunidad porque estamos ante una economía basada en el software”, insistió, al tiempo que les ofreció datos sobre el avance de su tecnología. El ejecutivo presumió de que en el mundo ya hay 1.500 millones de usuarios de Windows, 200 millones de dispositivos que usan Windows 10 y 1.200 millones de usuarios de Office. Una información-gancho para atraerlos al ecosistema de Microsoft.