Vodafone tiene planes de llegar a 12 millones de hogares con su red
Cables y servidores para fibra óptica
Cables y servidores para fibra óptica

La CNMC ultima la regulación final de la fibra

El sector de las telecos está a la espera de la definitiva publicación de la nueva regulación de los mercados de banda ancha de alta velocidad por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC).

Antonio Coimbra, consejero delegado de Vodafone España, señaló la noche pasada en un encuentro con periodistas con motivo del Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, que la regulación definitiva sobre el mercado de fibra óptica se espera para la semana que viene. En principio se establecerán una serie de grandes municipios, entre 60 y 70, en los que no habrá regulación y en los que, por tanto, Telefónica no deberá abrir sus redes a la competencia. Supondrán en torno al 26% de la población.

Vodafone no espera grandes cambios puesto que la Comisión Europea (CE) ya ha dado la conformidad al proyecto de la CNMC, que ahora no puede desviarse.

Coimbra recordó que Vodafone (junto con Ono) cerró el último trimestre con algo más de ocho millones de hogares pasados con su red de banda ancha alta velocidad. El ejecutivo señaló que su empresa continuará con el despliegue, si bien precisó que dependerá de la regulación final. Coimbra explicó que Vodafone podría superar los 11, 12, 13 o 14 millones de hogares pasados con su fibra, pero nunca llegaría a 20 millones porque no habría racionalidad económica.

“Seguiremos desplegando en zonas no reguladas y en territorios regulados donde el negocio sea rentable”, afirmó Coimbra, quien recordó que hay financiación pública en determinadas zonas que se une a la inversión privada.

De igual forma, Coimbra señaló que la intención de Vodafone es seguir desplegando de manera conjunta, con quien tiene un acuerdo de compartición de redes. El acuerdo, según dijo, se puede ir renovando, si bien señaló que puede haber sitios donde a Vodafone le interese invertir y a Orange no.

En términos globales, Coimbra recordó que el próximo 31 de marzo acaba el periodo de dos años establecido en el Plan Spring, por el que Vodafone duplicó sus inversiones para mejorar la cobertura de sus redes de 4G y fibra. El directivo explicó que su compañía volverá a un ritmo normal de inversiones, si bien estas cifras estarán por encima de las que se manejaban en 2013 o 2013, porque Vodafone ha incorporado a Ono.

Con respecto al fútbol en la televisión de pago, Coimbra señaló que Vodafone está en negociaciones con Mediapro para licenciar el canal BeIN Sports y acceder al denominado lote 6 que incluye un total de ocho partidos de la primera división de cada jornada. “Queremos llegar a un acuerdo”, explicó el directivo, quien dejó claro que es solo Vodafone la que está negociando por sí misma y no junto con Orange.

Coimbra indicó que la subasta de derechos por parte de la Liga no fue un proceso claro y transparente. El ejecutivo recordó que tras la licitación se dijo que el acuerdo entre Telefónica y Mediapro era en exclusiva cuando todos sabían que no era así, puesto que iría en contra de los principios regulatorios establecidos por las autoridades de la competencia en la compra de Canal Plus por parte de Telefónica.

El consejero delegado de Vodafone España dijo que su compañía actuó con prontitud tras conocer el acuerdo acudiendo a la propia CNMC, si bien indicó que la propia autoridad reguladora también intervino con rapidez. “Están muy preocupados”, dijo.

En relación al canal de fútbol televisado para bares y restaurantes, que Vodafone adjudicó en la subasta junto con Orange, Coimbra indicó que están dispuestos a vender derechos a otras compañías dentro de una negociación con las condiciones adecuadas.

Con respecto a una posible subida de los precios, tal y como han hecho otras operadoras, Coimbra dijo que Vodafone lo ha hecho una vez, si bien precisó que se han tocado los precios para adaptarlos a la oferta. “No significa solo tocar precios sino también ampliar bien los datos, bien los contenidos”, dijo el ejecutivo, añadiendo que los usuarios piden cada vez más datos. El directivo afirmó que, en esta situación, es normal que Vodafone tenga que ajustar el precio a la oferta. Coimbra recalcó, no obstante, que el precio unitario sigue bajando, tanto el precio por minuto de voz como por giga. “Las tarifas nunca fueron estáticas”, indicó.